El funeral por Heath Ledger reúne a sus familiares y amigos en una playa australiana

Tras la incineración del cuerpo del actor, los asistentes quisieron rendirle su particular homenaje con un baño en el océano Índico

La ciudad australiana de Perth ha vivido uno de sus sábados más tristes. En el suburbio de Cosmo ha tenido lugar el funeral de Heath Ledger, que falleció el pasado 22 de enero en su apartamento de Nueva York. Hasta allí, se han trasladado los familiares y amigos del fallecido actor. El servicio religioso ha tenido lugar en el colegio Penrhos. Su padre, Kim, ha declararado que están viviendo un momento muy duro. 'Todavía no nos hemos hecho a la idea', confesó Kim a su llegada.

Michelle Williams, ex pareja del actor y madre de su única hija, Matilda, también estuvo presente. Llegó del brazo de Kate, hermana del fallecido. El funeral ha comenzado a las 12.30, hora local, según ha informado la revista People. Más de 300 personas han querido dar su último adiós a Heath Ledger, entre las que se encontraban la actriz Cate Blanchett, la modelo Gemma Ward y algunos desportistas amigos de Heath.

Según han comentado algunas fuentes, el servicio ha sido muy emotivo. Kate ledger ha sido la encargada de pronunciar un pequeño discruso y se ha proyectado un vídeo con fotografías del actor. Antes de concluir, se han cantado algunas canciones: Wish you were here, de Pink Floyd y The times they are A-changin´, de Bob Dylan, entre otras. Entonces, el cuerpo del actor ha sido trasladado al cementario Fremantle, de Perth, donde ha sido incinerado. Michelle Williams ha leído un soneto de William Shakespeare antes de la incineración.

Un final diferente para un día tan duro
Desde el cementerio, los asistentes se han trasladado a un local en la playa de Cottesloe, el Indiana Tea House, uno de los lugares favoritos del fallecido actor. Allí, todos se han rendido el último homenaje al actor. Familiares y amigos se han sumergido en las aguas del océano Índico. 'Es lo que él hubiera querido', ha dicho uno de ellos, según ha recogido la citada revista estadounidense. Michelle Williams se acercó tímidamente al agua y salió a los pocos segundos, siempre rodeada por sus amigos, que se mantuvieron muy pendientes de ella en todo momento. Los padres del actor han seguido la ceremonia del agua desde la casa de té. Sus semblantes esbozaban una pequeña sonrisa.

Más sobre: