Y por fin las actrices dieron rienda suelta a su 'glamour' en los premios del Sindicato de Actores

Es la primera ceremonia importante del año que ha sido permitida por los guionistas en huelga

Con la entrega de los premios del Sindicato de Actores de Estados Unidos llegó el glamour, hace meses olvidado debido a la huelga de guionistas. Las estrellas del cine volvieron a desplegar su elegancia y glamour sobre la alfombra roja, en la primera ceremonia que ha podido celebrarse sin ser empañada por los conflictos entre productores y guionistas.

Angelina Jolie, enfundada en un vaporoso vestido vintage de Hermes que no hizo más que acrecentar los rumores de un posible embarazo, fue una de las actrices que más ovaciones despertó a su paso por la alfombra del Shrine Auditorium. No se llevó el premio al que estaba nominada por Un corazón invencible, pero de la mano de Brad Pitt causó furor durante la ceremonia.

Michelle Pfeiffer, radiante con un diseño de Versace, lució joyas de Neil Lane y zapatos de Christian Louboutin. Cate Blanchett, pese a estar en la recta final de su embarazo, no renunció a su elegancia y llevó un traje drapeado de Balenciaga y unas sandalias de Roger Vivier. America Ferrera se decantó por un vestido gris de Monique Lhuillier, el mismo diseñador que eligió Marcia Cross para asistir a la entrega de premios. No podemos olvidarnos de Eva Longoria con un vestido con escote de vértigo en la espalda de Naeem Khan o el vestido de Marion Cotillard, un diseño plateado de Nina Ricci acompañado con diamantes de Chopard.

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER TODA LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

Más sobre: