Belén Rueda y Alfredo Landa, protagonistas en la fiesta antesala de los Premios Goya

Numerosos actores se dieron cita anoche en Madrid en una cena previa a los galardones de nuestro cine

La Real Casa de Correos de la madrileña Puerta del Sol abrió anoche sus puertas para acoger a más de un centenar de actores españoles. Allí se dieron cita todos los nominados a los Premios Goya 2008. La presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, Ángeles González-Sinde fue la encargada de recibir a todos los famosos que, por su trabajo en 2007, han conseguido estar entre los candidatos al máximo galardón del cine español.

Belén Rueda fue la que acaparó todas las atenciones en la alfombra 'verde', que ha sustituido este año al tradicional color rojo. Belén, nominada al Goya como mejor actriz por su papel en El orfanato, se mostró feliz a pesar de que la película haya quedado excluida de las finalistas que luchan por competir en la categoria de película de habla no inglesa en los Oscar. La actriz posó junto a Juan Antonio Bayona, director del filme, y Roger Princep -su joven compañero de reparto-.

Junto a Belén Rueda se pudo ver a otra de las actrices que optán al premio a la mejor actriz: Maribel Verdú. La protagonista de Siete mesas de billar francés lucía un vestido negro por la rodilla con unos zapatos del mismo color. Destacó, a su vez, la presencia del veterano Alfredo Landa, Nuria Gonález y María Vázquez -ambas nominadas como mejor actriz de reparto-.

Cena privada para los nominados
Los directores de las películas mejor situadas quisieron estar también presentes. Además de Juan Antonio Bayona, se pudo ver a Gonzalo Suárez (Oviedo Express), Icíar Bollaín (Mataharis) y a Emilio Martínez Lázaro (Las 13 rosas). Como recuerdo de la velada, todos los asistentes quisieron posar para la fotografía de familia. Una imagen presidida por un sonriente Alfredo Landa, uno de los nominados en la categoría de mejor interpretación masculina y que este año recibirá el distinguido Goya de Honor.

Tras la gala, el tradicional cóctel fue sustituido por una cena privada para los nominados a los Premios de la Academia, que completó una de las veladas que los nominados de este año no podrán olvidar. Todos ellos volverán a reunirse el próximo 3 de febrero, fecha en que se celebra la gala de los Goya.

Más sobre: