Kirk Douglas

Ha dedicado más de 60 años de vida al cine y acaba de cumplir 91 años. Kirk Douglas se ha consagrado como uno de los grandes actores de aquella época dorada que Hollywood vivió entre los años 50 y 60 cuando las carteleras no agrupaban tantas superproducciones semanales como ahora. El legendario actor nació en Nueva York el 9 de diciembre de 1916 en Nueva York. De origen bielorruso, cambió su verdadero nombre, Issur Danielovich Demsky, por el que le daría la fama: Kirk Douglas.

Estudió en la universidad de Saint Lawrence y, tras graduarse, consiguió una beca en la Academia Americana de Arte Dramático. Tras realizar el servicio militar en 1942 y 1943, en plena Guerra Mundial, volvió a Broadway. Fue entonces cuando conoció a la que fue su primer esposa, Diana Hill, con la que se casó ese año y tuvo dos hijos: Michael y Joel. Se casó en 1954 por segunda vez con Anne Buydens, que le dio otros dos hijos.

Estrenó su primera película en 1946, El extraño amor de Martha Ivers, pero su primera gran oportunidad la tuvo en 1949, en el filme El ídolo de barro. En ella, interpretaba el papel de boxeador con el que consiguió la nominación al Oscar como Mejor Actor. La fama comenzó a rodear a Kirk Douglas quien acabó consagrándose como un actor muy temperamental. Carta a tres esposas (1949) fue la que le catapultó a lo más alto de Hollywood y le lanzó al estrellato. Veinte mil leguas de viaje submarino (1954), Duelo de titanes, Senderos de gloria (1957) y Espartaco (1960) -estas dos últimas dirigidas por el mítico Stanley Kubrick- son las películas por las que el patriarca de los Douglas es conocido a lo largo y ancho del globo.

A sus espaldas pesan más de 65 películas. Ha dado vida al pintor Vincent Van Gogh en El loco del pelo rojo (1956), a un coronel en Senderos de gloria (1957), entre otros, y se ha puesto a las órdenes de numerosos directores de la talla de Billy Wyler (en El gran carnaval, 1951) o Elia Kazan (en El comprimiso, 1968). Además compartió escenario con grandes actores de la escena hollywoodiense: Burt Lancaster, Johnny Cash, Anthony Quinn.

Kirk Dorglas estuvo nominado varias veces al Oscar como Mejor Actor pero no lo consiguió ninguna de ella. La Academia de Cine le debía un reconocimiento y eso llegó en 1995. Se cumplían entonces 50 años desde que comenzó su carrera cinematográfica y se le brindó el Oscar Honorífico. Sus cuatro hijos y su esposa estuvieron en la ceremonia de entrega acompañándole. De esta forma, ‘el hijo del trapero’, como él ha vuelto a renombrarse en su biografía, se ha convertido a sus 91 años en uno de los actores más importantes y destacados de la Historia de Cine.

Más sobre: