Los mellizos de Dennis Quaid están fuera de peligro

Zoe y Boom ya están en casa tras haber superado una dosis de anticoagulante 1.000 veces superior a la establecida

El actor estadounidense Dennis Quaid y su esposa, Kimberly Stewart, pueden respirar aliviados porque sus hijos mellizos están fuera de peligro. Thomas Boone Quaid y Zoe Grace Quaid, de apenas un mes de vida, han abandonado el hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles tras administrarles por error una dosis masiva de anticoagulante.

La abogada del actor, Susan E. Loggans, ha confirmado a la revista People que los mellizos ya están en casa, se han recuperado bien y "están sonriendo. Zoe se parece a su madre y Boone a su padre". Los niños llegaron al mundo el pasado ocho de noviembre y tuvieron que ser hospitalizados el pasado día veinte a causa de una sobredosis de medicamento.

Al parecer, los pequeños recibieron una dosis de heparina 1.000 veces superior a la permitida después de que personal del hospital Cedars-Sinaí confundiera accidentalmente dos frascos con distintas dosis de este medicamento. El pasado martes, con sus hijos ya fuera de peligro, Dennis Quaid interpuso una demanda contra la farmacéutica Baxter Healthcare Corp, con sede en Illinois, a quién considera también responsable por la similitud del etiquetado que utiliza en los frascos de diez y 10.000 dosis de heparina.

La abogada de la familia, que no ha querido hacer comentarios sobre la querella interpuesta, aseguraba: "Los Quaid son muy religiosos y consideran que la recuperación de los niños es un milagro. Están totalmente recuperados del accidente y no es probable que sufran consecuencias futuras".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más