Angelina y Maddox, el mejor apoyo de Brad Pitt en sus esfuerzos por reconstruir Nueva Orleans

El actor norteamericano presentó su proyecto de crear 150 casas ecológicas y manifestó que su afán por recuperar la zona tras el Katrina es una de sus prioridades, después de su familia

Angelina Jolie, junto a su hijo mayor, Maddox, de seis años, asistieron a la conferencia de Brad Pitt en Nueva Orleans. Madre e hijo quisieron asistir para mostrar todo su apoyo al actor en su discurso acerca del proyecto, Make it Right, un intento más por restablecer la zona tras el paso del huracán Katrina. Y es que, según el mismo ha confesado, la reconstrucción de esta ciudad se ha convertido en una de sus grandes prioridades, después de su máxima prioridad: su familia.

Con unos oyentes como Angie y Maddox, que se mezclaron entre el público y charlaron amigablemente con la gente, Brad Pitt presentó su proyecto en el barrio Lower 9th Ward, bajo el lema Hazlo bien, y lo hizo instalando un centenar de bloques de color rosa en el vecindario como un símbolo de lo que serán sus hogares, 150 casas ecológicas que estarán listas para el próximo verano. "Deseo que podamos expandirnos aquí y en el resto de Nueva Orleans", asegura el actor que ha donado cinco millones de dólares de su bolsillo para empezar el proyecto. A su vez quiso hacer un llamamiento a todas aquellas organizaciones que quieran contribuir a hacer donaciones para ayudar a las familias de la ciudad a que recuperen su hogar.

Su amor por Nueva Orleans
La primera vez que Pitt se quedó fascinado con esta ciudad fue en 1994, mientras rodaba Entrevista con el vampiro. A principios de este año, él y Angelina Jolie compraron una casa por tres millones de euros en el Barrio Francés, que se convertía en su hogar mientras filmaba The Curious Case of Benjamin Button. "Es la ciudad más única que tenemos en Estados Unidos. A mi familia y a mí nos gusta estar aquí", aseguraba. "Y por muchas razones podemos tener una vida normal aquí. La gente nos trata muy bien y nos da espacio y nos deja ser una familia. No tenemos ese lujo en otras ciudades", comentaba el actor, sin dejar de añadir: "Es el único lugar donde podría hacer una locura sin que me consideraran loco, lo que es divertido".

Más sobre: