Harrison Ford y Kirk Douglas trinchan el pavo de Acción de Gracias para los más necesitados

Calista Flockhart se sumó a los actores para repartir comida gratis en uno de los días más familiares de Estados Unidos

Que personajes famosos se ofrezcan voluntarios para repartir comida en el Día de Acción de Gracias se ha convertido ya en una tradición en Estados Unidos. Este año, los elegidos han sido dos de los actores más veteranos de la gran pantalla. Harrison Ford y Kirk Douglas se pusieron ayer los guantes de látex y el delantal rojo para mostrar su faceta más solidaria en uno de los días más familiares del país. A ellos se sumó la pareja del protagonista de Indiana Jones, la actriz Calista Flockhart, que acudió acompañada de su hijo Liam (a quien adoptó en enero de 2001, un año antes de iniciar su relación con el actor).

El trío de estrellas, junto al alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa (habitual en este evento desde hace casi diez años) y otros voluntarios, repartieron alrededor de 3.000 porciones de pavo ya cocinado (la comida tradicional de esta fiesta), puré de patatas, vegetales y tarta de calabaza a pobres y necesitados como parte de la obra social patrocinada por el Ayuntamiento de la ciudad. Cientos de personas de todas las edades se acercaron e hicieron cola para conseguir gratis su plato de comida de la mano de los tres actores en el barrio residencial Skid Row.

Esta ha sido la tercera ocasión que Douglas, de 90 años, ha albergado este evento solidario anual en el albergue central y en el Centro para Mujeres Anne Douglas, que él mismo ayudó a desarrollar. Kirk agradeció el apoyo de las demás celebridades y del alcalde de la ciudad. "Es muy inspirador ver a otras celebridades y a políticos ayudando a servir", dijo el protagonista de Espartaco. "Su participación ayudará a sus almas tanto como ayuda a los invitados que son servidos", añadió.

El aire de festividad contrastó con la normalidad en Skid Row, donde el hambre y los sacos de dormir en las aceras son algo habitual. Y es que, según cifras oficiales hechas públicas a principios de este año, Los Ángeles se mantiene como la ciudad estadounidense con más de 40.000 personas que duermen en la calle cada noche.

Más sobre: