Los mellizos recién nacidos de Dennis Quaid, ingresados en la UCI por un error médico

Los hijos del actor y su esposa, Kimberly, nacidos de una madre de alquiler, permanecen hospitalizados por una sobredosis de anticoagulante accidental

Tan sólo diez días después de nacer, los mellizos del actor Dennis Quaid, Thomas Boone y Zoe Grace, luchan por salvar su vida en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Cedars-Sinaí de Los Ángeles tras recibir una sobredosis accidental de anticoagulante. "Habitualmente los bebés reciben una dosis de diez unidades de heparina y equivocadamente recibieron 10.000 en dos dosis", revela la página web de TMZ. Los bebés, que nacieron el pasado 8 de noviembre gracias a una madre de alquiler en Santa Mónica, recibieron la primera dosis el domingo por la mañana y la segunda, un día más tarde, tal y como revela la citada web. La equivocación, al parecer, se debió a que se guardó la medicina en un lugar incorrecto y una enfermera la cogió sin advertir que eran una dosis mucho mayor a la habitual.

La representante del actor Cara Tripicchio ha preferido no dar razones, tan sólo se ha limitado a expresar la gratitud de Dennis Quaid y su esposa, Kimberly, hacia toda esa gente que ha mostrado muy cariñosa y reza por ellos en estos difíciles momentos. Una nota en la que a su vez pide respeto y privacidad en estos tiempos difíciles.

La pareja, ante la imposibilidad de tener hijos propios, tuvieron que recurrir a un proceso de fertilización asistida mediante una madre de alquiler. Thomas Boone nació a las 08.26 hora local y pesó 2.77 kilogramos, mientras que Zoe Grace, llegó al mundo dos minutos después y pesó 2.67 kilogramos. "Dios, definitivamente, nos ha bendecido", decía entonces la pareja en un comunicado conjunto tras ver nacer a sus hijos. Quaid ya es padre de Jack, de 15 años, nacido de su matrimonio con la actriz Meg Ryan.

Más sobre

Regístrate para comentar