Las estrellas de Hollywood y sus hijos se disfrazan para celebrar Halloween

Tanto niños como mayores viven con entusiasmo la víspera de la noche más terrorífica del año

Se acerca la noche más terrorífica del año. Las calles de medio mundo se tiñen de color naranja y se llenan de calabazas, caramelos, velas y un sinfín de disfraces para disfrutar de Halloween. Tanto niños como mayores se divierten en esta "aterradora" aventura, en la que se enfundan sus trajes de zombies, vampiros, espantapájaros, fantasmas o brujas para someter a sus "víctimas" a un sencillo dilema: "¿Truco o trato?". En vísperas de la noche de los difuntos, son muchos los actores y sus hijos quienes han participado en este gran día que se celebra masivamente en Estados Unidos.

Los más pequeños optaron por disfrutar de una divertida tarde rodeados de calabazas en Mr Bones Pumpkin Patch en Hollywood. Tori Spelling y su marido, Dean McDermott, llevaron a su hijo Liam Aaron, de siete meses, a su primera fiesta de Halloween. La hija de Tobey Maguire y Jennifer Meyer, Ruby, que está a punto de cumplir un año, y las mellizas de Marcia Cross y Tom Mahoney, Eden y Savannah, de apenas cuatro meses, también vivieron esta experiencia por primera vez. Courteney Cox y David Arquette, disfrazada con una camiseta de calabaza, no podían faltar a su cita con Halloween. La pareja acudió junto a su hija Coco, de tres años, y una amiguita al parque de Mr Bones, donde visitaron a los animales, se pintaron la cara, dieron un paseo en pony y recogieron calabazas.

Otros, por el contrario, acuden a divertidas fiestas de disfraces. Teri Hatcher y su hija, Emerson, de nueve años, se sumaron a una fiesta benéfica para apoyar las causas infantiles. La protagonista de Mujeres desesperadas se disfrazó de Reina de Corazones y su hija, de Alicia en el País de las Maravillas. Jamie Lee Curtis se vistió de jefe del circo en esta misma velada y por último, Rummer Willis, con una larga melena morena, recordó a su madre, Demi Moore, en la película Striptease.

Más sobre: