Nicole Kidman engorda por 'amor al arte'

La actriz australiana sigues los pasos de Renée Zellweger en 'Bridget Jones' para caracterizar a una mujer robusta de mediana edad en 'The Reader'

Nicole Kidman es una consagrada actriz y cumple con las exigencias de todo guión que esté dispuesta a llevar a la gran pantalla. La actriz australiana ahora se enfrenta a un nuevo reto: abandonar su esbelta figura para meterse en la piel de una mujer con más de diez kilos más que ella. Al igual que Renée Zellweger en Bridget Jones, Kidman tendrá que sacrificarse y mantener una estricta dieta a base de hidratos de carbono, batidos de proteínas y azúcar para ganar peso y así poder interpretar su papel en The Reader.

Cinco kilos más
Nicole Kidman ha engordado por amor al arte, y nunca mejor dicho. La actriz ama su profesión y no hay nada que la detenga. Nicole, que ya pesa casi cinco kilos más de lo habitual, ha admitido que se trata de uno de los papeles cinematográficos más desafiantes y que implica mayor esfuerzo de toda su carrera. Al parecer la actriz hace cuatro o cinco comidas al día para lograrlo. Y a pesar de todo, Kidman ve el lado positivo del asunto y está encantada con su nuevo pecho, aunque ha manifestado que comer a todas horas le produce apatía y somnolencia.

En las próximas semanas Nicole pretende doblar el peso que ya ha ganado para seguir el rodaje del filme de Stephen Daldry, en el que comparte reparto con Ralph Fiennes. En la película da vida a Hanna Schnitz en diversas etapas de su vida, lo que implica que el personaje sufra diversas transformaciones.
En un principio Nicole planeaba ponerse diversas prótesis para parecer más gorda, pero el director le comentó que sería más real si ella ganaba peso. Y así lo ha hecho, a base de enormes platos de pasta con pan y luego postres, entre los que incluye sus tartas favoritas y chocolate.

No está embarazada
En una de sus últimas apariciones públicas en Nueva York, la actriz, con un vestido blanco, mostraba sus nuevas curvas y una incipiente tripita, que hizo que la gente llegara a sospechar que estaba embarazada. De hecho, la estrella ha engordado sustancialmente y ha tenido que comprarse ropa más grande.

Más sobre: