Arden las mansiones de las estrellas en Malibú

El rancho de Sean Penn y el castillo de Lily Lawrence han sido devorados por la llamas, mientras que otras muchas residencias de lujo se están viendo afectadas por los incendios que invaden el sur de California

El sur de California está en estado de emergencia. Así lo ha decretado el gobernador Arnold Schwarzenegger en los condados de Los Ángeles, Orange, Riverside, San Bernardino, San Diego, Santa Bárbara y Ventura debido a "once incendios forestales de gran magnitud" que han acusado la muerte de una persona y han herido a cuatro bomberos.

Más de 12.000 hectáreas han sido pasto de las llamas. Los fuertes vientos han hecho que el incendio originado en la exclusiva zona de Malibú, donde residen las estrellas de Hollywood en lujosas mansiones, se extienda por el sur de California. El fuego ya ha arrasado 505 hectáreas en Malibú y han quedado calcinadas treinta residencias de lujo que habían sido evacuadas. Entre las viviendas afectadas está el rancho de Sean Penn, valorado en tres millones de euros, y el castillo Kashan, propiedad de la filántropa Lily Lawrence, que acabó devorado por las llamas. Según declaraciones de Lawrence, en el interior de la vivienda había numerosas obras de arte, bienes familiares e incluso objetos de Elvis Presley procedentes de su residencia de Graceland. Entre las casas que han tenido que ser desalojadas está la de la cantante y actriz Olivia Newton-John, los actores Dick Van Dyke y Mel Gibson y el director de Titanic, James Cameron.

"El fuego está controlado al cero por cien. Estamos a merced del viento", informó a la cadena CNN la portavoz del alcalde de Malibú. Las residencias de figuras como Jennifer Aniston, Robert Redford, Mel Gibson, Barbra Streisand, Richard Gere, Sally Field, Whoopi Goldberg, Tatum O’Neal, Bill Murray, Janet Jackson, Diana Ross, Cher y Nick Nolte, también se encuentran amenazadas por el fuego, y en el menor de los casos, afectadas por el humo.
En peligro también se encuentran las de Martin Sheen, Julie Andrews, Bob Dylan, Dustin Hoffman, Robert De Niro, Pierce Brosnan y Steven Spielberg, así como los que alquilan sus residencias en la zona como Leonardo DiCaprio y Britney Spears. Quienes tuvieron más suerte fueron Charles Bronson y Bruce Willis, quienes recibieron ayuda de sus vecinos para salvar sus casas.

Más sobre: