Fallece la actriz Deborah Kerr a los ochenta y seis años de edad

Padecía Parkinson desde hace algunos años

Uno de los rostros más bellos del cine, Deborah Kerr, falleció el pasado martes a los ochenta y seis años de edad en el condado de Suffolk, sureste de Inglaterra. La mítica actriz padecía la enfermedad de Parkinson desde hace algunos años y se trasladó desde su residencia en Suiza a Inglaterra cuando dicha dolencia comenzó a empeorar, para estar más cerca de su familia. Deborah Kerr estaba casada desde 1960 con el guionista y novelista Peter Viertel y tenía dos hijas. Con su esposo pasó largas temporadas en Marbella, donde el matrimonio tenía una casa. Será allí precisamente, en la zona de la Torre Real, donde se bautizará a una calle con su nombre en su memoria.

Su carrera cinematográfica despegó en 1947 y, en los años 50 y 60, protagonizó algunos de los títulos que ya forman parte de la memoria de la gran pantalla como De aquí a la eternidad (1953) junto a Burt Lancaster, con el que compartió en la escena de la playa uno de esos besos de "película" inolvidables, o Tú y yo (1957) con Cary Grant -el encuentro en lo alto del Empire State puso el broche de oro a esta romántica historia de amor.

Obtuvo hasta seis nominaciones al Oscar en la categoría de mejor actriz, dos de ellas por De aquí a la eternidad de Fred Zinnermann y otra por El rey y yo, en la que compartió cartel con Yul Brynner. Sin embargo no fue hasta 1994 cuando recibió la ansiada estatuilla, un premio honorífico a su contribución a la industria cinematográfica. Entonces aseguró: "Debo confesar, que he pasado un tiempo maravilloso".

Más sobre: