La nueva imagen 'retro' de Angelina Jolie

La actriz rueda a las órdenes de Clint Eastwood su nueva película en Los Ángeles

Angelina Jolie ha vuelto al trabajo. Tras recoger el viernes pasado a su hijo Maddox, de 5 años, del Liceo francés de Nueva York, la familia Jolie-Pitt al completo puso rumbo a Los Ángeles. Allí se ha iniciado este fin de semana el rodaje de la nueva película de Angelina, The Changeling, un proyecto que llegará a las pantallas estadounidenses en noviembre de 2008 y que dirige uno de los grandes de Hollywood: Clint Eastwood.

En esta cinta de misterio basada en hechos reales, la mamá más famosa de Hollywood retrocede a los años veinte para encarnar a una madre que pierde a su hijo. Cuando el niño le es devuelto, el personaje que interpreta la actriz comienza a sospechar que no es su verdadero hijo y esto le llevará a descubrir una trama de corrupción en el departamento de policía de Los Ángeles. Para este papel, Angelina no sólo ha tenido que meterse en la piel de una madre que sufre sino también caracterizarse como tal para revivir la época en la que transcurre la historia.

"Un papel fabuloso para una mujer"
Con un atuendo muy del estilo de las mujeres de aquellos años, con sombrero, abrigo, guantes, los labios pintados de rojo y media melena ondulada postiza, la ganadora del Óscar afronta un nuevo papel dramático que la atrajo desde el principio: "En realidad ella ha estado interesada en este proyecto desde hace mucho tiempo, y más tarde se unió a nosotros", ha dicho Eastwood. "Siempre me han gustado esas situaciones en las que alguien se lo pone difícil a otra persona, y eso es lo que sucede en esta historia. Es un guión muy bueno y un papel fabuloso para una mujer", añade el director de Million Dollar Baby. "Es un gran viaje para una mujer... con John Malkovich y muchos y muy buenos actores", adelantó el cineasta.

Planes de futuro
Angelina ha revelado que tanto ella como Brad Pitt están pensando dejar de lado el mundo del espectáculo, al que ha calificado como una "locura", para dedicarse por completo a su familia. "Brad y yo tenemos muchos niños y nos gustaría tener más. Es divertido y nos encanta. Pero no puedes equilibrarlo todo", ha dicho la actriz de 32 años. "Creo que ambos planeamos trabajar sólo unos años más, para poder volver a casa y simplemente vivir". El actor, por su parte, está a punto de terminar su participación en la comedia Burn After Reading, en la que comparte protagonismo con su amigo George Clooney, y pronto comenzará a trabajar en State of Play, un thriller criminal basado en una mini serie de la BBC del mismo nombre.

Más sobre

Regístrate para comentar