Maribel Verdú, ovacionada en San Sebastián por 'Siete mesas de billar francés'

'Me he dejado el alma y el corazón en esta película', confiesa la actriz, cuyo nombre ya figura entre las firmes candidatas a ganar la Concha de Plata del festival de cine donostiarra

Parece que Maribel Verdú vuelve a estar en racha. Tras su éxito en El Laberinto del Fauno, la actriz española será galardonada con el Premio Ciudad de Huelva, máximo galardón del certamen de cine iberoamericano y estos días la hemos podido ver en San Sebastián, donde ha presentado con gran éxito su película Siete mesas de billar francés, de Gracia Querejeta.

'Me he dejado el alma'
Este filme, que recibió una gran ovación en el Kursaal de la capital donostiarra, ha sido su gran "reto interpretativo" porque, según apunta, "es el personaje más difícil que ha interpretado y tiene muchísimo que ver conmigo. Me he dejado el alma y el corazón en esta película". Verdú, una madre y esposa convencional que, cuando fallece su padre, su vida se ensombrece, se bate en un duelo interpretativo con Blanca Portillo, la amante de su padre y con quien estará condenada a entenderse.
A raíz del rodaje del filme, Verdú y Portillo, posibles ganadoras de la Concha de Plata a la mejor interpretación, se han convertido en grandes amigas. "Ha sido la mejor experiencia. Tengo muy buenos amigos, pero cuando conectas con una mujer la relación es fantástica. Yo prefiero trabajar con chicas", señala.

'México me lo ha dado todo'
Maribel Verdú avanza con paso firme, pero su carrera ha tenido más proyección al otro lado del Atlántico. "México me lo ha dado todo. Francamente, me da suerte", admitió en el Festival de San Sebastián. Su interpretación en El laberinto del fauno, del mexicano Guillermo del Toro, hizo que la revista Time lamentara que no hubiese sido nominada a mejor actriz en los Oscar, aún así ganó el Ariel, el Oscar mexicano. Alfonso Cuarón, con quien rodó Y tu mamá también, ya la ha elegido para su próximo proyecto.
"Tengo claro desde hace bastante tiempo que no quiero hacer películas alimenticias, quiero hacer películas en las que creo de verdad", apunta la actriz que ha rechazado papeles en Hollywood por su poca calidad en el guión. "Hasta ahora lo que me han ofrecido son las americanadas y no me interesa ese cine, con lo cual quiero ser consecuente hasta el final". No hay duda que Verdú busca sobre todo el talento en quien la guíe delante de la cámara, y por ello que aceptó trabajar con eñ uruguayo-mexicano Rodrigo Plá en La Zona, una película que acaba de ser premiada en los festivales de Venecia y Toronto.

Más sobre: