Richard Gere, un galán de cine en el Festival de San Sebastián

El actor, que recibió el premio honorífico del certamen a toda su carrera, desató la euforia por las calles de la capital donostiarra

Richard Gere, que acaba de ser elegido el galán más atractivo de la historia reciente del cine, hizo su aparición en el Festival de Cine de San Sebastián para recibir el premio DOnostia a su carrera. Para confirmar su reciente nombramiento y su fama de seductor, el actor desató la euforia entre la multitud de fans que le aguardaban a las puertas del lujoso hotel María Cristina, donde se alojó el protagonista de Pretty Woman. Ni siquiera la presencia de su mujer, la actriz Carey Lowell, logró calmar los nervios de las admiradoras de Gere, quienes le piropearon y le suplicaron autógrafos. Y eso que el actor no llegó enfundado en sus mejores galas, sino luciendo ropa informal: gorra, sudadera y un pantalón gris, estilo chándal, que combinó con un par de zapatos de ante marrón. Algo por lo que pidió sus más sinceras disculpas, ya que no esperaba tan grandiosa acogida.

Aitana, 'enamorada' de Gere desde su adolescencia
Richard Gere recibió el premio honorífico Donostia a toda su carrera de manos de la actriz española Aitana Sánchez-Gijón, que le incluyó en el grupo de "iconos universales del cine en vías de extinción" y del que se confesó enamorada desde su "más tierna adolescencia". La aparición en el escenario del protagonista de Oficial y Caballero causó furor. Gere, que saludó al público con una reverencia, recogió el premio y ofreció el premio a los allí presentes con una rodilla sobre el escenario, gesto que hizo que todo el Kursaal se pusiera en pie para aplaudirle.

'No sé lo que es ser una estrella'
Richard Gere recibió un trofeo que en anteriores años recibieron Robert Mitchum, Gregory Peck y Glenn Ford y aseguró sentirse muy honrado. "Crecí viendo las películas de esos actores. Estoy en un momento extraño, llevo casi cuarenta años en este oficio y siento que ni siquiera he llegado a la mitad de mi carrera. El Donostia me anima mucho porque yo iba a ver las películas de muchos de los que aquí han premiado". Aún así, Richard Gere aseguró que desconoce lo que es el estrellato: "No sé lo que es ser una estrella. Eso es algo que me supera. Sólo es una pequeña parte de mi vida, honestamente lo digo". La entrega el galardón estuvo acompañada por la proyección de su película la gran estafa. Durante la rueda de prensa el actor norteamericano se mostró amable e incluso muy cariñoso, ya que llegó a abrazar a una periodista a la que le falló la voz, provocando un gran revuelo entre el público femenino. "Es usted más guapo aún, de cerca", señaló la afortunada.

Un escritor tras las cámaras
A Gere, sin embargo, le ha salido un duro competidor con quien rivalizar en atractivo. El afamado escritor estadounidense Paul Auster además de hacer acto de presencia como presidente del jurado del certamen donostiarra también lo hizo como director con su segunda película en solitario, La vida interior de Martin Frost. La cinta, que alterna tintes de realidad y fantasía, tal y como suele ser habitual en sus novelas, ha sorprendido al público del certamen. "Aborda el tema de la imaginación y del proceso creativo. Cómo un escritor vive dentro de lo que está creando", explicó Auster en la rueda de prensa posterior a la proyección de su película. Paul Auster ha estado acompañado por su hija Sophie, cantante y actriz, quien tiene un papel protagonista en su película.

Más sobre: