El director Ang Lee consigue su segundo León de Oro en la Mostra de Venecia

La designación de Brad Pitt como mejor actor del Festival fue otra de las sorpresas al imponerse a Michael Caine y Tommy Lee-Jones, los favoritos

La Mostra de Venecia, el festival de cine más antiguo del mundo y que este año ha cumplido su 64 edición y su 75 aniversario, se ha inclinado más hacia el cine 'made in' Hollywood que hacia el europeo a la hora de otorgar ayer sus más prestigiosos leones. La sorpresa del festival la ha protagonizado, sin lugar a dudas, el director Ang Lee, quien hace sólo dos años ya consiguió el premio a la mejor película por su famosa Brokeback Mountain, con la que rompió los patrones del género western al contar la historia de amor entre dos jóvenes vaqueros americanos. Esta vez, la película con la que el cineasta taiwanés -que reside en Hong Kong y Estados Unidos- ha vuelto a arrebatar el León de Oro a sus competidores en el festival cinematográfico italiano ha sido Lust, caution, una cinta ambientada en el Shanghai de los años 40 y que combina el sexo explícito con el espionaje.

Lee dedicó su premio al director sueco Ingmar Bergman, fallecido hace unas semanas. "Fui a verle a su isla y me tocó la cara como una madre toca la de su hijo. En realidad, esa caricia era para toda la gente del cine, y yo le quiero dedicar este premio a él", comentó el director, visiblemente emocionado.

Pero aquí no acabaron las sorpresas. Contra todo pronóstico, Brad Pitt se alzó como el mejor actor de La Mostra gracias a su interpretación de un mítico bandido en la película El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford. Dicho galardón pilló desprevenido hasta al propio actor, que había estado días antes en Venecia junto a su mujer, Angelina Jolie, y sus cuatro hijos. "Estoy sorprendido y agradecido por este honor", aseguró Pitt a través de una nota leída por la productora del filme. El actor ha logrado imponerse a intérpretes tan afamados como Tommy Lee Jones o Michael Caine, que se habían alzado como favoritos. Tampoco estuvo presente para recoger su premio la actriz estadounidense Cate Blanchett, galardonada como mejor actriz por su papel en I'm not there, película en la que se mete en la piel de Bob Dylan.

El director Brian de Palma fue otro de los premiados al llevarse el León de Oro al mejor director por Redacted, que cuenta las duras condiciones de vida de soldados estadounidenses en Irak. Además, en esta edición, el madrileño de Eduardo Chapero-Jackson ha conseguido el León de Oro al mejor cortometraje europeo por Alumbramiento. Por último, Bernardo Bertolucci recibió un León de Oro honorífico.

Más sobre

Regístrate para comentar