Amigos y compañeros recuerdan a Emma Penella en un funeral celebrado en Madrid

Numerosas caras conocidas del panorama cinematográfico español acompañaron a la familia de la veterana actriz Emma Penella en el funeral celebrado en memoria de su alma en Madrid. La iglesia de San Francisco el Grande se vistió de luto para llorar de nuevo a una de las figuras más importantes de la interpretación, que falleció el pasado veintisiete de agosto a los 76 años a causa de una insuficiencia renal y cardiaca.

Las hermanas, Terele Pávez y Elisa Montes, e hijas, Emma, Lola y Emiliana, estuvieron arropadas en esta ocasión tan emotiva por nombres como el de Gonzalo Miró, que consideraba a la artista como una segunda madre y hacia la que tuvo un recuerdo muy sentido. A las puertas del templo, el copresentador televisivo destacó su enorme generosidad y la capacidad que tenía para demostrar su cariño a los que la rodeaban. Alejandro Amenábar, también bastante afectado, comentó que Emma siempre había tenido la ilusión de tener un papel en una de sus películas, algo que por desgracia ya no será posible. Loles León, Enma Ozores, Pilar Bardem y María Rosa, entre muchos otros, asistieron a la ceremonia.

La diabetes que padecía desde hace varios años fue la causante de las complicaciones que acabaron finalmente con su vida, precisamente cuando se cumplían 16 años de la muerte de su gran amor, su esposo, el productor cinematográfico Emiliano Piedra. Volcada desde joven en el teatro y el cine, tuvo su primer papel importante en 1963 en El verdugo, a las órdenes de Luis García Berlanga. En los últimos años su cara fue una de las habituales de la televisión gracias a su papel de doña Concha y doña Charo en las series Aquí no hay quien viva y La que se avecina.

Más sobre: