Lindsay Lohan, condenada a un día de cárcel y diez de trabajos comunitarios

La actriz, que deberá permanecer 36 meses bajo libertad condicional, tendrá que realizar también un programa de desintoxicación, así como pagar una multa

La actriz estadounidense Lindsay Lohan ha sido condenada, por el juez H. Chester Horn de la Corte Superior de Beverly Hills, a tan sólo un día de cárcel después de aceptar cinco de los siete cargos relacionados con su doble detención por conducir bajo los efectos del alcohol, pero ninguno por posesión de drogas. Y es que la joven se salvó de esta acusación porque la cantidad de estupefacientes que portaba era inferior a los 0,05 gramos que establece la ley para presentar cargos.

"Está claro para mí que mi vida se me ha hecho inmanejable porque soy adicta a las drogas y al alcohol" confesó la actriz pocas horas después de conocer su sentencia. La protagonista de Mean Girls también deberá, aparte de pasar 24 horas en la cárcel, realizar 10 días de servicios comunitarios además de asistir a un programa de desintoxicación. Pero la sentencia de la joven actriz no termina aquí, pues ella tendrá que permanecer 36 meses bajo libertad condicional, así como realizar un programa de 18 meses de educación sobre los problemas que produce el alcohol y el pago de una multa que asciende a varios cientos de dólares.

Lohan, quien en estos momentos se encuentra en un centro de desintoxicación en Utah, Estados Unidos, fue arrestada en dos ocasiones en apenas dos meses, en ambos casos por conducir bajos los efectos del alcohol. El primer accidente se produjo cuando la actriz huía de la prensa y terminó chocando contra un bordillo, mientras que el segundo accidente tuvo lugar cuando Lindsay se enfrascó en una persecución tras la madre de una asistente personal que la estrella acababa de despedir. Ahora la actriz deberá tomarse en serio su recuperación pues si fuera de nuevo arrestada ya no sería condenada a un día de cárcel, sino a 120.

Más sobre: