El cambio radical de la protagonista de 'American Beauty', Mena Suvari

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

La mezcla de candidez y sensualidad de Mena Suvari en la mítica escena de American Beauty en la que aparecía bañada en pétalos de rosa, encandiló no sólo al personaje interpretado de Kevin Spacey, sino a más de la mitad de hombres del planeta. La joven actriz, que contaba entonces veinte años -la cinta se estrenó en el año 1999-, presumía entonces de una larga y lisa melena rubia que proporcionaba una extraordinaria dulzura a sus facciones. Mena fue todo un descubrimiento en la gran pantalla y participó en una de las comedias juveniles que más furor causaron en la década de los noventa, American Pie.

Con el paso de los años y sobre todo debido a sus cada vez más frecuentes apariciones en la gran pantalla, el pelo de Mena Suvari ha sufrido diversas transformaciones. Del rubio pasó al castaño, pelirrojo e incluso llegó a teñirse de negro para alguno de sus papeles. Este verano ha llegado sin embargo el que ha sido hasta el momento el cambio más radical de la actriz. Tal vez por exigencias del guión, como hizo en su día Sigourney Weaver, en Alien, Demi Moore, en La teniente O’Neal, o Natalie Portman, en V de vendetta, o quizá por gusto personal, como recientemente lo ha hecho la cantante Britney Spears -de hecho en Estados Unidos ya se llama a este corte de pelo "hacerse un Britney"-, la joven se ha rapado al cero. Así se la ha visto paseando por la playa de Venice, en California, muy sonriente porque, al fin y al cabo, el pelo es algo que siempre vuelve a crecer.

Más sobre

Regístrate para comentar