Marcia Cross y Tom Mahoney disfrutaron como niños de un día en el parque junto a sus mellizas

Sentados en un parque de California, rodeados de biberones, pañales y jugando con sus dos mellizas, Eden y Savannah, así hemos podido ver a Marcia Cross y su esposo, Tom Mahoney. Nada tienen que ver las imágenes que acompañan a estas líneas, en las que se ve a la actriz serena, relajada y disfrutando de la maternidad, con el papel que interpreta en la serie de éxito Mujeres Desesperadas. Si nada más conocerse surgió el flechazo y encontraron la felicidad el uno en el otro, el nacimiento de sus hijas les ha traído aún más dicha. "Soy una mujer feliz. Estoy empezando a salir ahora y a enseñar a las niñas a todo el mundo", afirmaba Marcia.

Con casi seis meses, Eden y Savannah pasaron una divertida tarde en el parque junto a sus padres, quienes no dejaron de cuidarlas y distraerlas todo el tiempo. Marcia y Tom son unos padrazos y se ayudan mutuamente con el cuidado de las niñas. Ambos les dieron el biberón a la sombra de los árboles y disfrutaron viendo como los bebés comienzan a descubrir poco a poco el mundo que les rodea. "Cada minuto está ahí y está tan loco por ellas como yo. No sé lo que haría si tuviera un marido que no estuviera interesado (en la paternidad)", confesaba la actriz recientemente. Tras convertirse en madre por primera vez, a la intérprete de Bree le cuesta mucho separarse de sus niñas, así que muchas veces se las lleva al set de rodaje.

2004, el año talismán
Parece que Marcia ha conseguido alcanzar la felicidad tras el duro golpe que supuso para ella la pérdida de su ex novio, el actor Richard Jordan, a causa de un cáncer en 1993. Pero 2004, su año talismán, cambió su vida. Consiguió el papel de Bree en Mujeres Desesperadas y conoció, por casualidad en una floristería, al corredor de bolsa Tom Mahoney, con quien contrajo matrimonio en 2006 y con quien tiene a sus dos hijas mellizas.

Más sobre

Regístrate para comentar