Rumer, hija de Bruce Willis y Demi Moore, irreconocible en el rodaje de una película

La joven ha seguido los pasos de sus padres en la gran pantalla

A sus diecinueve años, Rumer Willis avanza con paso firme siguiendo las huellas dejadas en la gran pantalla por sus padres, Bruce Willis y Demi Moore. La joven tiene en sus progenitores, dos de los actores más famosos del panorama cinematográfico, a sus mejores maestros en el arte de la interpretación. La joven comenzó en 1995 su incipiente carrera, con apenas siete años, y ha hecho pequeños papeles en diversas producciones, en los que ha volcado su talento y su belleza. Rumer tiene una mezcla perfecta de dulzura y dureza en los rasgos, herencia de su madre Demi Moore, una de las mujeres más atractivas del gremio.

Sin embargo, la caracterización para su último papel en la cinta que se ha llamado provisionalmente Untitled Anna Faris Proyect esconde todo su atractivo. En algunas de las escenas de esta comedia universitaria, Rumer luce una media melena rubia bajo un sombrero marrón, un tocado que completa un atuendo muy deportivo, en el que destaca un llavero en forma de navaja que su personaje utiliza para llevar las llaves. Meterse en la piel de una estudiante no es tarea fácil, ya que ha tenido que sufrir además en carne propia las tradicionales novatadas (como se aprecia en otra de las secuencias).

El año que viene será bastante ajetreado para la joven actriz puesto que estrenará tres cintas: From Within, Assassination of a High School President y la anteriormente mencionada. Rumer es la primogénita de las tres hijas -sus hermanas se llaman Scout LaRue y Tallulah Belle- que tuvieron Bruce Willis y Demi Moore, divorciados desde el año 2000 después de trece años juntos. A pesar de que ambos actores han rehecho sus vidas -Demi Moore está actualmente casada con el también actor Ashton Kutcher-, ambos mantienen una excelente relación de amistad.

Más sobre: