Ewan McGregor termina su aventura más solidaria en África

Acompañado por el también actor Charley Boorman han recorrido 24.000 kilómetros a lomos de sus motos, desde Escocia hasta el punto más meridional de África

Ochenta y cinco días después de que saliera desde Escocia, su tierra natal, y 24.000 kilómetros más tarde Ewan McGregor ha llegado a la punta más meridional de África, Cape L’Agulhas, a lomos de su moto. El protagonista de Moulin Rouge culmina así su segunda aventura sobre dos ruedas, acompañado por el también actor Charley Boorman, con quien, aparte de una gran amistad y una profesión, comparte su pasión por las motocicletas. En 2004 ya dieron la vuelta al mundo, desde Londres hasta Nueva York recorriendo Europa, Asia y Estados Unidos, un trayecto al que llamaron ‘Long Way Tour’ y en el que recorrieron 32.000 kilómetros.

'La sensación de libertad ha sido increíble'
Con este largo viaje, llamado Long Way Down, McGregor, Embajador de Buena Voluntad de Unicef, pretende reclamar la atención internacional sobre la situación de los niños que viven en este continente. Con unas cámaras colocadas en sus cascos para no perder detalle de esta aventura, que se retransmite en televisión, los actores británicos han visitado a varios niños afectados por las minas antipersonas. "Educar a los niños sobre las minas es algo vital para su futuro", recalcó Ewan en un comunicado. Durante esta increíble aventura, en la que han recorrido algunos de los terrenos más inhóspitos de la Tierra y desafiado altas temperaturas, han cruzado 18 países en los que se han detenido para visitar diferentes proyectos de ayuda humanitaria y también han filmado exóticos animales que viven en la selva y las estepas africanas. "La sensación de libertad y exploración ha sido increíble, hemos viajado a lugares lejanos a los que muy pocos han llegado y conocimos diferentes estilos de vida. Ha sido un privilegio poder visitar estos bellos sitios."

En Malawi, la última parte de su trayecto, Ewan McGregor recibió una gran sorpresa, la visita de su esposa Eve, con quien pudo compartir un rato y animarle antes de reemprender el viaje. Y después de esta apasionante experiencia, los actores ya están pensando en la que puede ser su próxima aventura, recorrer América desde Alaska hasta Argentina.

Amenazado de muerte
No todo este viaje ha sido un camino de rosas. Entre los objetivos de Ewan y Charley estaba grabar a los gorilas que habitan en las montañas, una idea que no le gustó a la milicia de la República Democrática del Congo. "No se nos escaparán los hombres blancos que atraviesen nuestro territorio", amenazó el jefe de la milicia a la pareja de actores. A pesar de estas amenazas e intentos de entorpecer su trayecto ha llegado a su destino final sanos y salvos.

Más sobre: