La romántica cena de Tom Cruise y Katie Holmes en Berlín

Tom Cruise ha regresado a Alemania para ponerse de nuevo el uniforme del coronel Claus von Stauffenberg, quien atentó contra Adolf Hitler en 1944, al que da vida en su nueva película Valkyrie. El actor ha vuelto a ponerse frente a la cámara en Berlín tras un breve paréntesis en Estados Unidos, donde viajó para dar una bienvenida de lujo a sus amigos los Beckham con una fiesta al más puro estilo de Hollywood -sólo la estrecha relación que une a ambas familias ha podido apartarle durante unos días de este proyecto. Pero Tom no está solo ya que, como es habitual desde que comenzaron su relación y más desde que contrajeron matrimonio, Katie Holmes no se separa de él y le ha acompañado también en este rodaje.

Aunque pasan la mayor parte del día separados, el final de la jornada es el momento adecuado para disfrutar en pareja. Así se les ha podido ver cenando en uno de los mejores restaurantes de la ciudad, una velada en la que no faltaron constantes muestras de cariño. Las carantoñas de la pareja desmienten los ya lejanos rumores de crisis que salpicaron en su momento al matrimonio, que se muestra igual de enamorado que el primer día.

La gran ausente en esta velada, por lo avanzado de la hora, fue la hija de la pareja, Suri, de poco más de un año de edad, que dormía plácidamente en el hotel. La pequeña recorrió la pasada semana en brazos de su famosa mamá, su mejor compañera de juegos, el parque berlinés en el que se encuentra el zoológico más grande de esta ciudad.

Más sobre: