Las divertidas y discretas vacaciones de Brad Pitt y Angelina Jolie en Francia

En compañía de sus cuatro hijos y sus amigos, Marianne Pearl, y el pequeño, Adam, la pareja pasó diez días de descanso en el castillo de Couronne en la localidad francesa de Marthon

Las imágenes de Angelina Jolie y Brad Pitt subiendo a bordo de su jet privado en París vuelven a echar por tierra todas aquellas especulaciones de que entre ellos se hubiera producido un distanciamiento. Lejos del acoso mediático al que continuamente se ven sometidos, Brad y Angelina han disfrutado de unos tranquilos días de veraneo en Francia antes de regresar de nuevo al trabajo. Tal y como vemos en la imágenes la pareja subió al avión con sus hijos, Maddox, de cinco años, Pax, de tres, Zahara, de dos, y Shiloh, de catorce meses, en el aeropuerto Brie-Champniers en Angulema, Francia.

'Fue como una alucinación'
Juntos y en buena compañía pasaron sus vacaciones junto a Marianne Pearl, la viuda del periodista asesinado en Pakistán, Daniel Pearl, y a la que Angelina da vida en la película A Mighty Heart, y su hijo, Adam. Desde que se conocieran por el filme la familia Jolie-Pitt y la viuda e hijo de Daniel Pearl han entablado muy buena amistad.
Durante su estancia en Francia, la pareja más atractiva de Hollywood y los pequeños de la casa se alojaron en el castillo de Couronne en Marthon y sorprendieron a todo aquel que se topaba con su presencia. Los dueños del parque infantil aún no dan crédito a lo sucedido la pasada semana cuando Brad y Angelina aparecieron junto a sus hijos en su pequeño negocio. "Nosotros estamos en un pueblecito bastante pequeño, Massignac, y no estamos acostumbrados a ver a estrellas. Ver a Brad Pitt alrededor de un castillo hinchable con sus hijos chillando fue verdaderamente como una alucinación". Días más tarde volvíamos a ver a los actores mientras se dejaban fotografiar con un fan en el interior del restaurante El Café de la Reunión, en los alrededores de la localidad de Marthon, adonde llegaron montados en su moto. Según la prensa local, la pareja tal vez estaría interesada en comprar un castillo en el suroeste de Francia, ya que visitaron varios en la Dordogne y quedaron gratamente sorprendidos con el medieval de Aubeterre.

El resbalón de Brad Pitt
Un día antes de dar por concluidas sus vacaciones, Angelina y Brad llevaron a sus hijos y a sus amigos, Mariane Pearl y Adam, a un centro de entretenimiento llamado "Le Palace Vert" para jugar a los bolos. Según relató el propietario de la bolera, Patrick Bernard, a la revista People, todos juntos se divirtieron a puerta cerrada. "Con solo dos pistas, somos realmente la bolera más pequeña de Francia, así que aún no nos creemos que pasamos la tarde del lunes con la pareja más famosa del mundo". El dueño contó así la divertida experiencia con la popular familia: "Pitt estaba especialmente atento, y animaba a todos los niños durante su juego. Como los niños no tenían la suficiente fuerza para que la bola recorriera toda la pista, a veces se paraba. Una de las veces Brad tuvo que ir a empujarla, se resbaló y cayó de culo". Pitt sobrevivió al golpe, y según añade Bernard bromeando, su esposa se sintió un poco decepcionada por haber perdido la oportunidad de "salvarle la vida a Brad Pitt haciéndole el boca a boca".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más