Eva Longoria, sorprendida por su novio Tony Parker en los días previos a su boda

La estrella de 'Mujeres Desesperadas' no se esperaba el romántico plan que su prometido le tenía preparado

Cuando falta poco más de un día para la que se ha calificado ya como "la boda del verano", Eva Longoria apura el poco tiempo que le queda para ultimar los preparativos de su enlace con el jugador de los San Antonio Spurs Tony Parker. Poco se sabe de los detalles que rodearán tan especial ocasión, aunque se dice que la actriz ha cuidado meticulosamente hasta el más mínimo de ellos, incluida la exótica cocina y el vino que la propia pareja ha escogido para la celebración de su unión en el castillo del siglo XVII Chateau de Vaux le Viconte, al sur de París. "Será una ceremonia grande y alegre con muchos familiares y amigos", ha revelado la representante de la latina de moda en Hollywood. Puesto que toda la organización ha corrido a cargo de la novia, Tony quiso recompensárselo con una cita romántica que ni la propia Eva se esperaba.

El deportista organizó el martes una visita a uno de los sitios más románticos de la capital francesa. El martes por la tarde, la pareja abandonó su suite en el lujoso hotel Park Hyatt Paris-Vendôme de la ciudad del Sena, y voló desde el Helipuerto de París a un misterioso destino. Según fuentes citadas por People, "Eva no tenía ni idea de adónde se dirigían". El lugar no era otro que el Mont Saint-Michel, un monte localizado en la desembocadura del Río Couesnon, en la Baja Normandía francesa, que tiene el encanto de que antiguamente sólo se podía acceder a él cuando la marea estaba baja, porque cuando subía, el monte se convertía en isla. La localización es la tercera más visitada de Francia y fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979.

El plan continuó con una cena a las ocho de la noche en el exclusivo restaurante La Mère Poularde al que, según cuenta uno de los empleados, se presentaron sin reserva. Allí probaron algunas de las especialidades del restaurante, compartieron una tortilla y después degustaron cordero a la sal. "Estaban muy elegantes y muy guapos", ha dicho el empleado. "Daba lástima interrumpirles para el postre porque se veían muy enamorados". A la mañana siguiente, regresaron a París para visitar junto a un grupo de treinta amigos y familiares Disneyland Paris, donde comieron y posaron en pareja frente al castillo de la Bella Durmiente. Parece que los futuros cónyuges han sucumbido a los encantos de París ya que, según ha confirmado Tony al programa de la televisión francesa "Le Grand Journal", los recién casados pasarán su luna de miel en la ciudad del amor.

El regalo de su amigo Mario López
No sólo su futuro marido ha sorprendido a Eva esta semana. Según confirma el portal de internet ETonline, la pareja ha recibido dos joyas de su gran amigo Mario López, el joven actor que saltó a la fama con la serie de televisión Salvados por la campana y que abrió bailando con Eva la última gala de entrega de los Premios ALMA presentada por la "mujer desesperada" el pasado mes de junio. Por un lado, Mario le ha regalado a Eva un brazalete de oro blanco de 18 quilates de la colección Kwiat Solaris adornado con 102 diamantes y valorado en seis mil euros. Y a Tony, un alfiler de corbata de 2.800 euros, también de la colección Kwiat Solaris, decorado con 70 diamantes.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más