Tom Cruise y Katie Holmes, con su hija Suri, se van de boda a la Costa Azul francesa

El actor voló desde Madrid a Niza para asistir a la boda de su amigo James Packer con Erica Baxter por el rito de la Cienciología

Después de celebrar en España la triunfal despedida de David Beckham del Real Madrid, Tom Cruise y Katie Holmes volaron en su jet privado rumbo a la Costa Azul francesa. El actor con su hija Suri en brazos, que ya ha cumplido 14 meses, descendió del avión en el aeropuerto de Niza, seguido de su esposa. Este idílico enclave de la Riviera francesa será escenario de una de la bodas más opulentas de la iglesia de la Cienciología.

A primera hora de ayer el matrimonio Cruise abandonó Madrid y se trasladó hasta la ciudad de la Riviera francesa para acudir al enlace de su amigo, el multimillonario James Packer, dueño del grupo editorial 'Publishing & Broadcasting' y uno de los miembros más poderosos de la Cienciología tras heredar una fortuna de 6.500 millones de dólares de su padre, Kerry Packer. Allí se alojaron en el exclusivo hotel Eden Roc en Cap d'Antibes.
La ceremonia tendrá lugar mañana y los novios, James Packer y Erica Baxter, aunque ya son marido y mujer legalmente, ahora han decidido sellar su unión por el rito de la Cienciología, de la misma manera que en su día hicieron Tom Cruise y Katie Holmes en Italia.

Noche de juerga en Madrid
Antes de trasladarse a Francia, Tom Cruise y Katie Holmes vivieron momentos de tensión y emoción junto a Victoria Beckham en las gradas del estadio Santiago Bernabeú. El actor y su esposa quisieron apoyar a su amigo, David Beckham, en su último partido con el Real Madrid. Tras el apoteósico triunfo de liga del conjunto blanco, los Cruise fueron invitados por los jugadores a festejar el trigésimo título de liga en el restaurante Txistu de Madrid. Allí pudieron ver al actor de Hollywood muy animado, como un futbolista más. La prensa deportiva asegura que incluso Tom Cruise se unió a la fiesta y tarareó la Rianxeira cuando el jugador gallego Míchel Salgado comenzó a cantarla. Míchel y David Beckham no se quedaron atrás cuando, en un guiño al actor, entonaron la sintonía de la popular saga cinematográfica de Cruise, Misión imposible

Más sobre: