Los premios MTV Movie, una gala llena de risas, emoción e inesperados asistentes

París Hilton, a punto de entrar en prisión, asistió a la ceremonia y compitió en glamour con Victoria Beckham, que esa noche debutó como presentadora de la gala y entabló nuevas amistades

El anfiteatro Gibson del Universal City de Los Ángeles reunió a numerosas estrellas del séptimo arte para celebrar los premios MTV Movie 2007. Un escenario plagado de palomitas de oro - galardones de la gala-, y actores dispuestos a triunfar, como es el caso de Johnny Depp, que se alzó con los premios principales de la noche, el de mejor actor y mejor película por Piratas del Caribe: el cofre del hombre muerto, Sacha Baron Cohen arrasó en las categorías de mejor actuación cómica en Borat y mejor beso junto a Will Ferrell. Sacha y Ferrell dieron emoción al espectáculo al repetir el beso que los hizo famosos en Talladega Nights: The Ballad or Ricky Boddy.

Hilton y sus últimas horas en libertad
Jack Nicholson volvió a ser galardonado con el premio al mejor villano, esta vez por su papel en Infiltrados y Mike Myers, que llegó a la gala marcándose el baile de su más famoso personaje Austin Powers y se llevó las palomita doradas por su trayectoria como actor cómico. Pero la verdadera sorpresa de la velada llegó con Paris Hilton. La heredera de la cadena de hoteles Hilton hizo su aparición dos días antes de ser recluida en prisión. Su asistencia centró toda la atención durante la ceremonia, incluso la presentadora Sarah Silverman hizo algunas bromas sarcásticas acerca de la situación actual de la heredera. Paris se limitó a sonreír estoicamente mientras era objeto de continuas bromas. "Tengo un poco de miedo, pero me siento fuerte... Estoy lista para cumplir mi pena", confesó Hilton antes de hacer su entrada en el anfiteatro.

Nuevas amistades para los Beckham
Y otro de las apariciones más esperadas de los premios fue la de Victoria Beckham. Junto a presentadores de la talla de Cameron Díaz, Bruce Willis y Robin Williams, la esposa del futbolista también subió al escenario para entregar un galardón. Con un vestido de cebra en blanco y negro y dejando entrever su sujetador rosa fucsia, la ex Spice Girl cautivó a todos los presentes y sobre todo a Chris Tucker, a quien entregó el premio por Rush Hour .Durante la gala la pudimos ver entablando nuevas amistades, en especial con Cameron Díaz -con quien coincidió en lucir los mismos zapatos-, en vista de que el próximo mes de julio ella y toda su familia se trasladarán a vivir a Los Ángeles. A quien si se echó en falta fue a Lindsay Lohan, que iba a ser unas presentadoras de la gala, pero no acudió por encontrarse ingresada en un centro de rehabilitación.

Por último el premio al mejor actor revelación fue a parar a Jaden Smith, el hijo de Wills Smith, que no asistió a la velada, pero si con ayuda de su padre pronunció el discurso de agradecimiento mediante una conexión via satélite desde su casa de Miami.

Más sobre: