Fin de fiesta en Cannes después de doce días de grandes celebraciones

Una película rumana, un actor ruso y una actriz surcoreana, los grandes triunfadores de un festival cosmopolita

Cannes cerró sus puertas después de doce días de fiesta continuada y un sinfín de presencias estelares sobre su corta -sesenta metros frente a los doscientos cincuenta de los Oscar- pero solicitadísima alfombra roja. Y en la gran noche de la clausura del festival más famoso del mundo, Diane Kruger volvió a brillar como ya hiciera en la de apertura. La actriz de origen alemán, y actualmente separada del actor francés Guillaume Canet, paseó por el escenario convertida en la reina de la velada con el vestido de princesa creado expresamente para ella por la aguja mágica de Karl Lagerfeld.

Al final se hicieron buenos los pronósticos y el 60 Festival de Cannes coronó con su máximo galardón, la Palma de Oro, a la modesta, pero aclamada por la crítica, cinta rumana '4 luni, 3 saptamini si 2 zile' (Cuatro meses, tres semanas y dos días), de Cristian Mungiu, que se alzó con la gloria en una noche prolífica en premios, y muy cosmopolita por sus destinatarios, en la que el jurado presidido por el británico Stephen Frears no sólo concedió varios ex aequo, sino además uno por sorpresa, el Premio 60 Aniversario, que fue para el estadounidense Gus Van Sant, (ganador de una Palma de Oro por 'Elephant' hace cuatro años) por 'Paranoid Park'.

Compartido fue el premio del Jurado entre la cinta francesa de animación 'Persepolis', a cuyos personajes ponen voz Catherine Denueve y su hija Chiara Matroianni, y 'Stellet licht' ('Luz silenciosa'), del mexicano Carlos Reygadas. El éxito mexicano no se quedó ahí, pues su compatriota Elisa Miller se llevó con 'Ver llover' el premio al mejor cortometraje.

Mejor director fue elegido el pintor y cineasta estadounidense Julian Schnabel por su primer filme en francés, 'Le scaphandre et le papillon', y responsable de que Javier Bardem optara al oscar en 2001 por ‘Antes que anochezca’. Precisamente el nombre del español, que este verano rodará con Penélope Cruz a las órdenes de Woody Allen, sonaba como claro favorito al premio como mejor actor por su trabajo en la película ‘No country for old men’ de los hermanos Cohen, pero finalmente el galardón fue para el ruso Konstantin Lavronenko por 'Izgnanie'. El reconocimiento femenino se lo llevó la actriz surcoreana Do-yeon Jeon por su papel de madre que vive una profunda transformación espiritual en 'Secret Sunshine', de Lee Chang-dong. El Gran Premio del Jurado fue para la japonesa 'Mogari no mori' cuya gran parte de la acción transcurre en un bosque.

Más sobre: