Angelina Jolie y Brad Pitt conquistan al público y a la crítica en Cannes

La pareja más sexy y admirada de Hollywood está en la Costa Azul junto a sus cuatro hijos para presentar las películas 'A Mighty Heart' y 'Ocean's Thirteen'

Angelina Jolie y Brad Pitt, la pareja más atractiva y esperada en Cannes, aterrizó ayer en la ciudad de la Costa Azul para asistir al certamen de cine francés. Anoche los actores, poco después de llegar a La Riviera francesa junto a sus cuatro hijos, compartieron una cena con unos amigos en el restaurante Le Moulin de Mougins. Por la mañana aparecieron juntos en el Palacio de Festivales entre una nube de flashes para presentar la película A Mighty Heart, protagonizada por Angelina Jolie y producida por Brad Pitt. Minutos antes de que la actriz compareciera en rueda de prensa, posaron juntos para la prensa y nos deleitaron con la mejor y más atractiva y sexy de las sonrisas. Por la noche, la pareja, que optó por el siempre elegante color negro para el estreno, desplegó su belleza y glamour sobre la alfombra roja del Palacio de Festivales.

'Es una lección para todos nosotros'
El filme, dirigido por Michael Winterbottom, narra la muerte de Daniel Pearl, el reportero del Wall Street Journal secuestrado y asesinado en Pakistán en 2002. A Angelina Jolie, que interpreta el papel de Mariane Pearl, viuda del periodista, su participación en la película le sirvió, entre otras cosas, para cambiar su visión del mundo y del cine y para empezar a valorar a los periodistas "honestos y comprometidos". La viuda del periodista asesinado, Mariane Pearl, inicialmente se mostró reacia a toda adaptación cinematográfica de su libro y tardó un año en dar el sí a Brad Pitt, productor del filme. Angelina Jolie subrayó que lo que más le sorprendió es que la viuda, aún teniendo muchísimas razones para odiar, "no siente odio, se negó a agriar su carácter, a llenarse de rabia y mostró otra manera de comportarse". "Es impresionante y es una lección para todos nosotros", ya que desde el principio Mariane era consciente de que había perdido a su marido estando embarazada de seis meses, "pero también de que en el mismo mes murieron otras diez personas, todas de Pakistán, a causa de actos terroristas". Mariane tiene "un modo de pensar adecuado al tiempo en que vivimos y por eso quisimos hacer este filme", agregó Jolie en total acuerdo con su esposo, Brad Pitt, quien, como padre, siempre se pregunta "en qué mundo van a vivir mis hijos" y por ello pretende hacer todo lo que pueda para mejorarlo.

Lucen nuevos tatuajes
La pareja ha viajado a la ciudad francesa en familia y se ha alojado en el exclusivo Hotel du Cap con Maddox, de cinco años; Zahara, de dos; Pax, de tres, y Shiloh, que cumplirá un año este domingo. "Nosotros llegamos ayer y pasamos un maravilloso día con los niños. Hemos estado jugando con ellos desde el momento en que aterrizamos y planeamos volver a casa tan pronto como presentemos la película". Durante la presentación pudimos ver los nuevos tatuajes que luce la pareja. Angelina una "M" en la mano derecha por su madre, Marcheline, fallecida recientemente, y las coordenadas del lugar de nacimiento de Pax. Por su parte, Brad lleva tatuado en su brazo a Otzi, la momia humana más antigua que data de la edad de Bronce (5300 años de antigüedad), y que fue descubierta por el montañista Helmut Simon en 1991.
Con esta presentación no concluye su paso por el festival. Mañana volverán a fascinar al público con su aparición en la fiesta benéfica organizada por Brad Pitt y George Clooney a beneficio de Darfur. Y el próximo jueves tendrá lugar el estreno del filme Ocean’s Thirteen. Concluido todos sus compromisos la familia Jolie-Pitt regresará a Praga, donde la actriz rueda Wanted, dirigida por Timur Bekmambetov. Aunque tal y como ha confesado a la revista People, una vez termine el rodaje, se tomará un año libre para dedicarse a su familia.

Más sobre: