Salma Hayek y Francois-Henri Pinault, escapada de lujo a París

La actriz mexicana y el magnate francés, que serán padres este verano, fueron fotografiados felices y enamorados por las calles de la capital del Sena

París resplandece con la llegada del mes de mayo. Así lo han podido comprobar Salma Hayek y su prometido, Francois-Henri Pinault, en su romántica escapada a París. Después de asistir la fiesta organizada por el Costume Institute en el Metropolitan Museum de Nueva York, la actriz mexicana, embarazada de seis meses de su primer hijo, se trasladó al país de su novio y futuro padre del hijo que esperan para este verano. Nada más llegar a la Ciudad de la Luz, la pareja, que irradia felicidad en cada una de sus apariciones en público, se alojó en el exclusivo hotel Georges V en pleno corazón de la capital del Sena, a pocos minutos de los Campos Elíseos, y aprovecharon su estancia para visitar algunas de las tiendas más exclusivas de la ciudad, como la firma Gucci, propiedad del magnate francés.

La pareja más famosa de París, cuya historia de amor ha sido calificada como "cuento de hadas" y algunos se atreven a compararla con la de "Grace y Rainiero de Mónaco", salieron a pasear por las inmediaciones del Louvre y disfrutaron de una comida en Le cafe Marly, restaurante junto al museo junto a Chiara Mastroianni, hija de la Catherine Deneuve y Marcello Mastroianni. Desde que comenzara su relación con el magnate de las finanzas, Salma Hayek ha ampliado su selecto circulo de amigos. Si hace varios días la veíamos junto a las más cotizados diseñadores y top models del mundo en la fiesta de Nueva York, ahora la hemos visto junto a la hija de Deneuve, con quien ya había coincidido en el reparto del filme Hotel.

Con faldas y a lo loco
La anécdota de la jornada estuvo protagonizada por Salma Hayek, que se vio sorprendida por un inesperado golpe de viento y cual Marilyn Monroe tuvo que sujetar su vaporoso vestido azul de gasa para que el aire no le jugara una mala pasada.

Más sobre: