La imagen más maternal y entrañable de Nicole Kidman

La actriz estuvo al cuidado de Sybella, la hija recién nacida de su hermana Antonia, durante un crucero por la bahía de Sydney

Mientras por los círculos de Hollywood no deja de oírse que Nicole Kidman y Keith Urban quieren ser padres, la actriz nos ha mostrado su lado más tierno y maternal estos días en Sydney con su sobrina, Sybella, la hija recién nacida de su hermana Antonia. La pareja disfrutó de un día de crucero en familia por la bahía de Sydney, en el que también pudimos ver a su hija Isabella, que viajó hasta Australia para pasar unos días junto a su madre. Isabella, adoptada durante su matrimonio con Tom Cruise, que ya ha cumplido catorce años y está a la última en lo que a las tendencias de moda se refiere, lució un mechón de color azul en su corta melena.

Un día con la pequeña Sybella
La protagonista de Mouline Rouge, a bordo de un lujoso yate, se deshizo en mimos, caricias y carantoñas con la pequeña Sybella, a la que cogió en brazos y de la que no se separó en las cinco horas que duró el crucero. Mientras el resto de la familia, -sus padres, su marido y su hija-, se bañaban, ella estuvo pendiente del bebe, con el que parece que su instinto maternal estaba más a flor de piel que nunca.
Nicole ya es madre de dos niños Isabella y Connor, adoptados durante su matrimonio con el actor Tom Cruise, pero lo cierto es que hasta ahora no habíamos tenido la oportunidad de observar tan claramente el lado entrañable de Nicole con un niño en brazos. En las fotografías vemos a su esposo, Keith Urban, junto a ella en todo momento mientras Nicole está al cuidado de Sybella, que tan sólo ha cumplido cinco semanas de vida. La actriz y su marido, el músico de country Keith Urban, con quien conrajo matrimonio en junio del 2006, disfrutan de los días más felices en su relación y han manifestado en más de una ocasión su deseo de ser padres. Algo que por lo que ha dejado entrever su representante no será hasta que culmine el rodaje de su nueva película, que durara ocho meses. "Ella tendrá que hacer un gran esfuerzo físico montado a caballo…Difícilmente creo que ella pudiese hacerlo estando embarazada".

Después de un día de relax en alta mar, la actriz volvió al trabajo acompañada por su hija Isabella. las órdenes del director Baz Luhrmann y ante la atenta mirada de Isabella, Nicole se enfundó las botas de vaquera y el sombreo cowboy para grabar algunas de las escenas de Australia, filme en el que interpreta a una aristócrata inglesa que hereda tierras y ganado poco antes de la II Guerra Mundial. Un grupo de baroneses ingleses intentará apoderarse de sus tierras, y ella pedirá ayuda a un apuesto joven (Hugh Jackman) para transportar su ganado a lo largo del más peligroso territorio australiano.

Más sobre: