Angelina Jolie y Brad Pitt, su romántica y bohemia estancia en Praga

La actriz rueda su nueva película en la capital checa mientras el actor cuida de sus hijos

A principios de la semana pasada, Angelina Jolie comenzó en Praga el rodaje de su nueva película, Wanted. Así que tras su paso por el festival de cine de Tribeca en Nueva York, donde ha presentado un documental, puso rumbo a la República Checa. Y con ella viajaron Brad Pitt y los cuatro hijos de la pareja, Maddox, Zahara, Pax Thien y Shiloh. Porque si de algo pueden presumir Brad y Angelina, por mucho que algunos se empeñen en hablar constantemente de crisis, es de haber formado una familia unida que se desplaza ahí donde sea necesario en cada momento. Tras regresar de la India a finales de año donde rodaron A mighty heart -ella como actriz y él como productor- se trasladaron a Nueva Orleáns porque Brad tenia que filmar durante varias semanas The curious case of Benjamin Button. Y vuelta a Los Ángeles con un niño más después de recoger a Pax en Vietnam.

Los Jolie-Pitt se han dejado ver llevando a sus hijos a la guardería y disfrutando de románticos paseos en solitario. Brad y Angelina buscan también sus huecos para estar solos como en la imagen que mostramos por las pintorescas estancias en la capital de la región de Bohemia. Tras pasar el actor el día con sus hijos -la pequeña Shiloh, que cumple un año el próximo 27 de mayo ya da sus primeros pasos- en la mansión que han alquilado en Praga, recogió a Angelina en el set de rodaje y solos, como una pareja más de enamorados, cenaron a la luz de las velas en el restaurante ‘U Sevce Matouse’. En una escena que parecía sacada de una película de Indiana Jones por el original sombrero que lucía el actor, llamó la atención lo felices que se les veía. Luego, caminaron por las románticas calles empedradas de la ciudad. En los próximos días la pareja pondrá todo el glamour en el Festival de Cannes, que este año celebra su sesenta aniversario.

Más sobre: