Bruce Willis: 'Todavía quiero a Demi Moore'

"Todavía quiero a Demi Moore". A más de uno podría sorprender esta declaración de Bruce Willis si no fuera porque son el ejemplo de ex pareja mejor avenida de Hollywood. Separados desde 1998 (se divorciaron dos años después) y padres de tres hijas, Rumer, de 18 años, Scout, de 15 y Tullulah, de trece, han sabido mantener una excelente amistad. Tanta que el protagonista de ‘El sexto sentido’ no solo aprobó al nuevo marido de su ex mujer, Asthon Kutcher, sino que se hizo amigo suyo.

"Demi y yo todavía educamos a nuestras hijas conjuntamente, todavía tenemos ese vínculo" comenta el actor en una entrevista que la revista Vanity Fair publicará en junio: "Es la madre de mis hijas y Ashton el padrastro de mis hijas. Estoy encantado de que Ashton haya resultado un tipo estupendo. Amo a Demi y yo sé que ella me quiere a mí". La demostración de que todo lo que dice el actor es cierto son las fotografías que ilustran la entrevista realizadas por Annie Leibovitz. En una de ellas mientras Bruce pesca en una lancha a su lado están Ashton Kutcher y Demi Moore dándose un cariñoso beso

En el rodaje de 'La Jungla de Cristal 4'
En la entrevista, Willis también niega que mantenga un romance con su compañera de profesión Renée Zellweger, tal y como han publicado algunos diarios sensacionalistas estadounidenses, y señala que no le molesta en exceso el seguimiento de su vida privada que hacen los medios. "Ya no escriben mucho sobre tipos de mi edad, salvo que haga algo malo". Dice además el famoso actor, de cincuenta y dos años, que ser famoso no le ha reportado grandes beneficios: Es realmente extraño. Te permite encontrar mesa en ciertos restaurantes más fácilmente que a otras personas, pero aparte de eso, uno podría echar la fama a la basura".

Y sobre el rodaje de la cuarta entrega de ‘La jungla de cristal’ en el que volverá a dar vida al policía John McLane casi veinte años después de la primera vez, comenta: ‘"Muchas de las cosas físicas que me hicieron fueron, digamos, de poca tecnología. Y me he dado cuenta de que no reboto en el suelo tan bien como solía. Hay momentos que fueron realmente dolorosos."

Más sobre: