Julianne Moore vive un mágico día en el circo con su marido y sus hijos

La magia del circo cautiva tanto a niños como a mayores. Julianne Moore y su marido, el escritor y director Bart Freundlich vivieron un día lleno de ilusión y diversión junto a sus hijos en el Circo Ringling Bros and Barnum & Bailey en el Madison Square Garden de Nueva York. Caleb, de nueve años, y Liv Helen, que ese mismo día cumplía cinco años, se lo pasaron a lo grande bajo la inmensa carpa multicolor, en la que desfilaron trapecistas, payasos, elefantes y un sinfín de acróbatas y animales exóticos.

Un inolvidable cumpleaños
Concluida la función, los hijos de Julianne Moore visitaron acompañados por el divertido y reconocido payaso, Bello Nock, a las estrellas del mayor espectáculo del mundo, los animales. Elefantes, cebras, leones fascinaron a los pequeños, que a su vez no cesaron de reír con el ya considerado el Mejor Payaso de América, que lucía un peculiar peinado que mide más de 20 centímetros de alto. Liev, en brazos de su madre, vivió con miedo y emoción el estar al lado de un elefante que participaban en el espectáculo, tocar a una cebra y reír con los payasadas de Bello en un día inolvidable para todo la familia.

En estas fotografías apreciamos que tanto su hermano mayor como ella guardan un extraordinario parecido físico con su popular mamá, incluso también tienen el pelo pelirrojo. Liev que ese día celebraba su cumpleaños y era la verdadera reina de la fiesta, lucía una faldita rosa, uno de sus colores preferidos, y unas zapatillas con lentejuelas multicolores. Caleb, sin embargo, optó por llevar unas originales zapatillas de cuadros en blanco y negro idóneas para un día de circo. Juntos vivieron una divertida jornada en Nueva York, donde viven en un magnífico duplex, antes de que comience la promoción de la nueva película de Julianne Moore, Next, que se estrenará el próximo 27 de abril y en cuyo reparto figuran también Nicolas Cage y Jessica Biel.

Más sobre: