La familia Banderas vive con pasión y devoción la Semana Santa malagueña

Stella del Carmen por primera vez acompañó a su padre vestida de nazarena en la procesión de la Virgen de Lágrimas y Favores del Domingo de Ramos

Antonio Banderas se ha trasladado a su ciudad natal junto a su familia para vivir un año más la Semana Santa malagueña. El actor se vistió de mayordomo del trono de la Virgen de Lágrimas y Favores en la Procesión del Domingo de Ramos.

La devoción como el parecido físico se hereda. Y después de año tras año siguiéndo las procesiones desde el balcón, su hija Stella del Carmen, de diez años, se ha vestido por primera vez de nazarena para vivir de primera mano el comienzo de la Semana Santa. Junto a ellos estuvieron como espectadores los padres del actor, don Jose y doña Ana, su mujer, Melanie Griffith, la hija de su esposa y Don Johnson, Dakota, y Jesse Johnson, el hijo mayor de Don Johnson nacido de su relación con Patti D'Arbanville. Como viene siendo habitual, la familia Banderas vive estos días con emoción las procesiones de Málaga y, como cada año, nos obsequian con una bella estampa devota y familiar. El malagueño siempre que puede trata de trasmitir esa devoción por la Semana Santa a los suyos. Esta vez Banderas, además de Jesse Johnson, ha venido acompañado del director de teatro de Nueva York, David Leveaux, que dirigió en el musical Nine, con el que debutó en Broadway en 2003.

Stella se viste de nazarena por primera vez
Bajo el traje de nazareno, Jose Antonio Domínguez Banderas -su verdadero nombre- trató de pasar inadvertido, o al menos eso intentó durante toda la procesión. Como mayordomo que es, tocó la campana que anunciaba que el paso se ponía en marcha y dirigió a los cofrades que tuvieron que acortar su recorrido por causa de la lluvia, que impidió salir a tres cofradías. Entre ellos estaba la pequeña Stella, ataviada con una túnica y un capirote, salió vestida de nazarena de la procesión de la Virgen de Lágrimas y Favores ante la orgullosa y emocionada mirada de sus padres.

El próximo Jueves Santo, el actor volverá a vestirse de cofrade para sacar a hombros a la Virgen de la Esperanza. Probablemente será su último año ya que tal y como el actor ha confesado "los huesos me crujen mucho bajo ese trono" debido a que "pesa mucho la Esperanza".

Más sobre: