Viggo Mortensen ‘vuelve a casa’ con Ariadna Gil

El actor estadounidense, que vivió su infancia en Argentina, llegó a Buenos Aires junto a la actriz española para presentar 'Alatriste'

El atractivo Viggo Mortensen ha regresado al país en el que vivió ocho años de su infancia. El protagonista de Alatriste, junto a su bella compañera en la ficción Ariadna Gil, ha viajado a Argentina, el país en el que se crió de los tres hasta los once años entre Buenos Aires y el Chaco, para promocionar la película de Agustín Díaz Yanes. Nada más llegar a la capital, el actor, como buen seguidor del equipo de fútbol San Lorenzo de Almagro, compró camisetas y recuerdos del club de sus amores y obsequió a Ariadna Gil con algunos de estos regalos.

En su repleta agenda, además de ejercer de perfecto anfitrión de Ariadna Gil en su visita, los jugadores del San Lorenzo tendrán el privilegio de contar en su próximo partido frente a Lanús con Viggo como su más fiel seguidor en las gradas. Al margen de haber transcurrido parte de su infancia en Argentina, Mortensen es el claro ejemplo de globalización cultural. Nació en Nueva York, su padre es danés, y se siente perfectamente cómodo en inglés, en español o incluso con un perfecto acento porteño, como habló a su llega al país. Un acento que según apuntó tuvo que cambiar para hacer Alatriste: "Llegué un mes antes. Pusieron una persona para ayudarme (con el acento español). Estudié los cuadros de Velázquez. Leí todo lo que pude de la historia de España".

’Ariadna es hermosísima’
El galán neoyorquino y la actriz española desfilaron juntos por la alfombra roja junto al director Agustín Díaz Yanes. Viggo, que siempre se ha cmostrado como un claro defensor del cine en castellano, se deshizo en halagos con su compañera en el filme: "Ariadna, que es hermosísima, está muy bien en la película. Y yo me siento muy orgulloso con el resultado". También afirmó que le interesaría ser protagonista en el cine de algún filme relacionado sobre nuestro país: "Sí, me gustaría contar parte de la historia argentina en una película. No tengo nada en especial, si tengo suerte y me llega un buen guión, como el de Alatriste, lo hago". Viggo firmó autógrafos al público que se acercó para saludarlo. Como regalo final, antes de comenzar la película, la gente de San Lorenzo le obsequió un trozo del antiguo estadio Gasómetro de Buenos Aires.

Más sobre: