Johnny Depp: ‘Mi hija está mucho mejor’

El actor respira aliviado tras vivir días de mucha preocupación a causa del ingreso hospitalario de la pequeña Lily Rose, de siete años

Lily Rose, la hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis, ha salido del hospital y está fuera de peligro. Después de nueve días ingresada en un hospital de Londres a causa de una grave enfermedad, la pequeña, de siete años, ha recibido el alta hospitalaria aunque tendrá que seguir un riguroso tratamiento. "Mi hija está mucho mejor", ha manifestado el actor a través de su representante, el cual ha añadido: "La familia agradece enormemente el apoyo y el respeto por su intimidad". Nadie ha querido desvelar el motivo del ingreso de la pequeña ni siquiera los medios de comunicación para salvaguardar su privacidad en estos delicados momentos.

El actor estaba en Inglaterra rodando la versión cinematográfica del musical Sweeney Todd, cuando su hija fue hospitalizada de urgencia. Durante su estancia en el centro Johnny Depp y Vanessa Paradis, que son padres de otro niño John Jack, de 4 años, no quisieron separarse ni un instante de la pequeña, nacida el 27 de mayo de 1999. El equipo de grabación ha ajustado el ritmo del rodaje para "acomodarse a las necesidades" de Depp en estos difíciles momentos. Sabemos que Lily-Rose mejora. Evidentemente todo el mundo en el estudio está con ellos".

Fuentes hospitalarias manifestaron: "El actor no ha pedido ningún tipo de trato especial para su hija, pero sólo quiere que ella reciba los mejores cuidados, como querría cualquier padre. Es un momento muy difícil para el señor Depp, pero está manteniendo la compostura por su hija y por su familia y reza para que ella mejore".

Más sobre: