Hugh Grant, encadenado a una fan durante un estreno

El actor estuvo esposado a la joven durante diez minutos y tuvo que ser liberado por los bomberos

Hugh Grant siempre ha levantado pasiones, y más ahora, que vuelve a ser un hombre soltero tras su ruptura con la modelo Jemima Goldsmith, con la que mantuvo una relación de tres años. Pero, ¿hasta donde estaría dispuesta a llegar una fan para pasar diez minutos junto a su ídolo? El pasado fin de semana una de sus seguidoras protagonizó una cómica escena para estar cerca del actor de Cuatro bodas y un funeral, durante la premiere en Ámsterdam de su última película, Music and Lyrics, que protagoniza junto a Drew Barrimore.

El actor apareció en el estreno, que tuvo lugar en el cine Ámsterdam Phate, como siempre, con su mejor sonrisa, y cuando comenzó a saludar a los seguidores que se agolpaban a las puertas, una de ellas saltó el cordón policial y se esposó a Hugh Grant. El actor, que perdió su sonrisa porque no daba crédito a lo que estaba pasando, pidió que llamaran a los bomberos para que le liberaran. Mientras esperaba ansioso su llegada, siguió haciéndose fotos y firmando autógrafos junto a la joven, que sonriente disfrutó de cada minuto a su lado. La joven es una periodista que trabaja en un programa de la televisión holandesa, y no se sabe si se encadenó a Hugh por motivos periodísticos o por un arranque de pasión. Diez minutos más tarde los bomberos llegaron y cortaron la cadena que le unía a la reportera, pero no consiguieron liberarle de la esposa de la muñeca y tuvo que estar con ella hasta que terminó es estreno.

No asistirá a la boda de Liz Hurley
A pesar de haberse liberado de la cadena que le unía a su alocada fan, el actor no asistirá este viernes al enlace de su ex novia, Liz Hurley con el empresario indio Arun Nayar. "Hugh no asistirá a la boda de Elisabeth. El no ha sido invitado, lo cual no es de extrañar, y no hay resentimiento por ello", ha confirmado su representante. Al principio se dijo que no había sido invitado, pero hace una semana la prensa inglesa aseguraba que no sólo no faltaría a la ceremonia del 3 de marzo en Reino Unido, sino que incluso podría ser testigo de la novia.

Más sobre: