Los mexicanos viven una auténtica 'fiesta' en la gala de los Oscar

En Hollywood ya les conocen como los 'Tres Mosqueteros' y esta noche harán del español uno de los idiomas más escuchados en los el Kodak Theatre

Los mexicanos también han hecho una entrada triunfal en la 79ª edición de los Oscar. Tres de las grandes estrellas de la noche Guillermo del Toro, nominado al mejor guión original por El Laberinto del fauno, Alejandro González Iñárritu, mejor director y película por Babel y Alfonso Cuarón, mejor guión adaptado por Children of men, harán del español uno de los idiomas más escuchados en los el Kodak Theatre. Desde que supieron que todo ellos estaban nominados viven una auténtica fiesta y en Hollywood ya les conocen con el nombre de los 'Tres Mosqueteros'.

En la historia de los Oscar, México sólo ha ganado en cuatro ocasiones, dos obtenidas por el mexicano nacionalizado estadounidense Anthony Quinn, en 1953 y 1957, y las otras dos estatuillas pertenecen al mexicano Manuel Arango que con Centinelas del desierto se llevó los premios como Mejor Documental Corto y Mejor Cortometraje de Ficción en 1972.

Alfonso Cuarón, entusiasmado dijo estar en una "fiesta, un festejo" al llegar al Kodak Theatre. "El año pasado estaba nominado y no pude venir y este año no me lo puedo perder. En la película hago una exploración", comentó e hizo una divertida comparación del cine mexicano con un restaurante chino. "Es como si vas a un restaurante chino y pones todos los platos en el centro. Los mexicanos nos centramos en temas muy similares en nuestras películas".

'Me siento un torero'
Iñarritu, con un traje negro con una bufanda anudada al cuello, al lado de su esposa, Maria Eladia Hagerman, comentó: "Esta noche es el final de un largo viaje que comenzó en Cannes. Me siento un torero, con su traje de luces, y el mejor cartel que se pueda ofrecer, junto a Guillermo del Toro y Cuarón". También quisó hacer una metáfora de su deporte favorito, el fútbol: "Ahora es el momento de los penaltis". Y quiso añadir que gane o no el Oscar "no va a cortar ni un minuto de su película, está íntegra e intacta".

Y por último, Guillermo del Toro confesó que su filme ha sido el resultado de ver "al Fauno cada noche en casa de mi abuela a las 12 de la noche".

Más sobre: