Sharon Stone 'seduce' a Richard Gere en la gala benéfica 'Cine por la Paz'

La actriz protagonizó algunas de las imágenes más divertidas de la velada cuando se subió a un piano de cola para besar al atractivo actor o se descalzó en el escenario

Una gala divertida, llena de estrellas y con un fin benéfico. Así fue la sexta edición de "Cinema for Peace" ("Cine por la paz") un evento solidario auspiciado por UNICEF, que se celebra cada año de forma paralela a la Berninale. En esta ocasión los protagonistas de la velada, que tenía como objetivo recaudar fondos para ayudar a los niños que se encuentran en regiones en conflicto como Darfur (Sudán) o los refugiados tibetanos, fueron dos veteranos de la gran pantalla: Sharon Stone y Richard Gere.

La protagonista de Instinto Básico se encontraba en la capital alemana para presentar When a man falls in the forest, del director estadounidense Ryan Eslinger, una de las 22 películas que compiten por el Oso de Oro del Festival de Berlín. La veterana actriz, que da vida en el filme a una mujer en la crisis de los 40, sedujo a los presentes, imponente sobre la alfombra roja, enfundada en un elegante vestido negro en el estreno de su película. Mostró entonces por qué decimos de ella que es una estrella.

Un beso de película
Horas después, la actriz dio muestras de una imagen más cercana, más humana, durante la gala "Cinema for Peace", que reunió a numerosas estrellas del celuloide comprometidas con los problemas que asolan nuestro mundo. Resulta tranquilizador comprobar que hasta la mismísima Sharon Stone, un auténtico sex symbol de los 90, cae rendida a los pies de un cada día más guapo Richard Gere. La actriz, más divertida que nunca, no dudó en subirse a un piano de cola para conseguir un beso del atractivo actor, que no pudo por menos que reírse de la ocurrencia de su compañera de profesión.

La "osadía" fue aplaudida por los presentes entre ellos el músico Bob Geldof, el mismo que organizó los macroconciertos del Live 8 para recaudar fondos para erradicar el hambre en África y que sigue muy comprometido con la causa. El cantante irlandés Bob Geldof sostuvo que los problemas humanitarios deberían ser el tema más importante de la reunión del G-8 que se celebrará del 6 al 8 de junio en la localidad alemana de Heiligendamm, a la que también asistirán representantes de Brasil, China, la India, Sudáfrica y México y calificó de "moralmente repulsiva" la actitud que la mayor parte de Occidente tiene respecto a África.

Descalza sobre el escenario
La velada, más divertida que en otras ocasiones, deparó aún otro momento estelar protagonizado por la actriz, cuando ésta, subida sobre el escenario, decidió que ya había sufrido bastante los tacones elegidos para la ocasión y ni corta ni perezosa decidió descalzarse para seguir con su discurso. "Cada tres segundos muere un niño en África. Debemos frenar esto", sentenció la actriz.

La gala sirvió, además de recaudar fondos, para premiar el trabajo de Clint Eastwood por su doble proyecto Banderas de nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima, que narra las batallas entre los estadounidenses y los japoneses durante la II Guerra Mundial vistas desde ambos bandos; y del actor Forest Whitaker por su retrato del dictador africano Idi Amin en "The last king of Scotland".

También acudieron a la cita la actriz Catherine Deneuve, el veterano actor Christopher Lee, la modelo Diane Kruger así como numerosos rostros conocidos de la sociedad alemana que quisieron apoyar la causa con su presencia.

Más sobre: