Penélope Cruz, radiante en el ensayo general de los Oscar

La actriz española, nueva musa de Wody Allen, se mostró feliz y entusiasmada en el almuerzo que la Academia organiza para todos los nominados en Los Ángeles

El tradicional almuerzo con el que la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood obsequia a los candidatos a los Oscar en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles contó este año con una invitada muy especial. Desde el pasado 23 de enero, día en el que se dieron a conocer las nominaciones, Penélope Cruz vive un sueño del no le gustaría despertar y cuenta ya los días para que se celebre la gala de los Oscar. Anoche, la protagonista de Volver apareció espectacular con un vestido blanco de encaje y aportó glamour a una comida que desde hace veintiséis años reúne a los candidatos que tratan de calmar los nervios, divertirse y charlar con sus rivales antes del gran día. "Todavía no he asimilado totalmente todo lo que está sucediendo. Es realmente emocionante para mí," señala. "Es un honor enorme estar nominada junto a estas actrices asombrosas. Es un año tan intenso".

Penélope Cruz, que ha hecho historia al ser la primera española en ser nominada en la categoría de mejor actriz, tuvo el honor de posar en la foto oficial de familia junto a la preciada estatuilla. La actriz, en una posición privilegiada -en primera fila y junto Peter O’Toole- posó con todos los candidatos, en total 143, que no se marcharon con las manos vacías. Fueron obsequiados con un certificado honrando su participación en los Oscar, una camiseta de la Academia y la foto de grupo junto a las más rutilantes estrellas de Hollywood.

Nueva musa de Woody Allen
A lo largo de la velada, la chica ‘Almodóvar’, que ahora también será musa de Woody Allen en su próxima comedia que se rodará en Barcelona, charló y compartió risas con una de sus contrincantes Helen Mirren, favorita en todas las encuestas por su trabajo en La Reina, y se mostró muy feliz. "El hecho de que Woody (Allen) cuente conmigo es parte de los buenos efectos de Volver", se limitó a decir la actriz que se mostró muy optimista durante la velada. El resto de actrices Judi Dench, Kate Winslet y Meryl Streep, décimo cuarta vez que opta a la dorada estatuilla -rompiendo su propio record, que estableció ella en 2002- y que ha ganado en dos ocasiones, fueron las grandes ausentes en el almuerzo, así como los nominados al mejor guión adaptado, Sacha Baron Cohen y Alfonso Cuarón.

A este ensayo general asistieron los directores que optan a estatuilla, entre ellos Clint Eastwood una vez más se batirá en duelo con Martin Scorsese, en dos categorias, mejor película y mejor director, así como los actores de reparto. "Para mi, ésta es una experiencia de ganador", ha afirmado Mark Wahlberg, quien disfruta con su primera candidatura al Oscar como mejor actor secundario, al igual que Jennifer Hudson, candidata a la mejor actriz secundario por Dreamgirls que comentó lo extraordinario de tener un mes para celebrarlo. Todos juntos degustaron un suculento menú a base de ensalada de alcachofas, canapés de salmón y pato pequinés y como plato a destacar, pechuga de pollo a la plancha, regado con un buen vino.

Por último, uno de los comentarios que una vez más los miembros de la Academia quisieron recordar es la necesidad de hacer discursos "divertidos, excitantes y sin tener que sacar un papel". Una frase que recordó los comentarios de Will Smith: "Ver ganar a Forest Whitaker me haría sentir muy bien", señaló refiriéndose a su rival, pero no sin antes añadir: "Es lo que se supone que debo decir, pero es cierto. Quizá no me sentaría tan bien si Leo gana", concluyó en tono jocoso el protagonista de En busca de la felicidad.

Más sobre: