Carlos Larrañaga y Ana Escribano nos presentan a su hija Paula

'Es preciosa, es tan guapa como su madre', comentó el veterano actor

Paula Larrañaga Escribano ha sido presentada al mundo por sus célebres papás, Carlos Larrañaga y Ana Escribano. El feliz y orgulloso matrimonio abandonó el hospital de Torrelodones, la misma localidad madrileña donde contrajeron matrimonio el pasado octubre, con su hija recién nacida en brazos. "Es preciosa, es tan guapa como su madre", comentó el veterano actor. Paula, que nació el 2 de febrero, pesó 3,550 kg y midió 51 centímetros. Tanto la madre como la recién nacida se encuentran en perfecto estado de salud. "Están perfectas, todo ha ido muy bien", así lo aseguró el feliz padre.

Cuando queda apenas un mes para que sople las velas de su setenta cumpleaños, Carlos Larrañaga se ha convertido en padre por quinta vez. El galán de la pequeña pantalla, que ha vivido minuto a minuto el embarazo de su esposa, presenció por primera vez el emocionante e inolvidable momento del alumbramiento de Paula. "Me ha temblado el corazón y el alma", ha confesado el actor. Cuando su primera esposa María Luisa Merlo tuvo a sus hijos Juan Carlos, Pedro, Luis y Amparo, los padres entonces no solían participar en el nacimiento.

La feliz mamá, de blanco y con un aspecto radiante, abandonaba la clínica al lado de su esposo y con su hija con la mejor de sus sonrisas. Ana Escribano, que ya había experimentado la maternidad con su hija Julia de dos años, de una relación anterior, señala: "Paula es una muñeca, tiene el pelo rizadito". A tenor de las imágenes, la actriz de la obra El hombre del Central Park, en la que trabajaron juntos y se enamoraron, atraviesa uno de los momentos más dulces de su vida y es el vivo retrato de la felicidad al lado de Carlos Larrañaga, treinta y seis años mayor que ella.

Más sobre: