Brad, el protector de Angelina

Mientras la actriz despide a su madre en la intimidad, él da la cara ante los fotógrafos

Brad Pitt está siendo estos días el mejor apoyo de Angelina, pero también se ha erigido como su guardaespaldas y protector. La actriz perdió a su madre, Marcheline, el pasado sábado víctima de un cáncer contra el que luchaba hacía más de seis años y ahora que necesita privacidad para vivir su tristeza, el padre de sus hijos no está dispuesto a que nada ni nadie la perturbe.

Así que mientras aparece en Los Ángeles bien montado en alguna de sus espectaculares motos o bien saliendo de sus oficinas de la productora Plan B, consigue que Angelina pueda mantenerse al abrigo de los flashes y despedir a su madre en la más estricta intimidad, tal y como es su deseo. Brad recorre las calles aledañas al hospital Cedars Sinaí y al hotel Ermitage donde residía Marcheline, cuyas pertenencias han sido recogidas estos días por su hija, como un guardián de acero parándose a increpar a los paparazzi si es necesario: ‘Son ustedes increíbles’ les dijo a un grupo de ellos apostillados en un vehículo tras parar su moto y refiriéndose a la manera en que les persiguen.

Según el El rotativo Daily Mirror los restos de Marcheline Bertrand serán incinerados y sus cenizas esparcidas en las Bahamas porque ‘era uno de sus lugares favoritos y Angie quiere que sea especial’.

El último deseo de la madre de Angelina
En los mentideros de Hollywood se comenta que Brad y Angelina, que se instalaron a mediados de enero en Nueva Orleáns con sus tres hijos, podrían ahora contraer matrimonio -una idea que hasta hace muy poco descartaban- cumpliendo el último deseo de la madre de la actriz. "Marcheline aprobaba totalmente la relación, adoraba a Brad y creía que él era un ángel enviado a sus vidas para cuidar de Angie. Y Brad la quería’ señla una revista estadounidense. La publicación Star va más allá y comenta que si bien la pareja no ha contraído matrimonio sí oficiaron una ceremonia simbólica de compromiso en la playa la pasada navidad cuando viajaron a Costa Rica a visitar a los refugiados colombianos. ‘En la arena, descalzos, se prometieron amor eterno y cuidar y querer a sus hijos. Intercambiaron unos sencillos anillos que llevan desde entonces en sus respectivas manos derechas como símbolo de su unión.

Según dicen, el actor no sólo sigue los pasos de Angelina en cuestiones humanitarias y se habría tatuado -ella tiene el cuerpo adornado- en la zona lumbar una oración budista de protección para su hijo Maddox similar a al que la actriz lleva en el hombro desde hace unos años.

Más sobre: