Keith Urban: 'Nicole ha sido un rayo de sol en mi vida'

El cantante de country destaca en una nueva entrevista la importancia que su esposa, Nicole Kidman, ha tenido en su rehabilitación

Si quedan dudas de lo mucho que Nicole Kidman ha significado para su esposo, Keith Urban, en su proceso de rehabilitación, basta con escuchar su nuevo álbum. Al menos así lo ha reconocido el propio cantante, cuyo disco Love, Pain & the whole crazy thing, salió al mercado durante su estancia en la clínica Betty Ford de Palm Springs para superar sus problemas con el alcohol.

Nicole, fuente de inspiración
"Hay un puñado de canciones en el álbum que me inspiraron ella y todo lo que cambió en mi vida cuando la conocí, mucho para mejor". Así habla el músico en una nueva entrevista concedida a la revista alemana Stern, en la que también confiesa que, aunque en principio "no pretendía escribir canciones que hablaran sobre nuestra relación, cuando comencé a componer se hizo obvio que todo lo que sentía estaba saliendo a relucir". Su amor por Nicole es tal, que Keith dice de ella que "ha sido un rayo de sol en mi vida". No es la primera vez que el artista ha atribuido a su esposa gran parte del apoyo recibido durante sus momentos más difíciles. Este mismo lunes, lanzaba un video en su página web en el que destacaba "la extraordinaria fuerza y el cariño de Nicole" en los últimos tres meses.

La importancia del matrimonio en su recuperación
El proceso de rehabilitación del cantante de country, que se inició el pasado 19 de octubre y en principio iba a durar un mes pero se prolongó dos más, concluía a mediados de enero. Keith atribuye su ingreso en la clínica igualmente a Nicole, que le ayudó a tomar la decisión. "Hemos pasado por muchas cosas en los últimos tres meses", afirma, "y creo que ha sido la fuerza de nuestro matrimonio la que nos ha ayudado en el proceso".

Desmiente un romance con una modelo
El músico también desmiente los rumores que surgieron mientras se encontraba en la clínica que decían que tuvo un romance con una modelo de lencería durante su noviazgo con la actriz. "Yo sé y Dios sabe lo que siente mi corazón", comenta Keith. "Esperé 39 años para casarme. El matrimonio lo es todo para mí. Como todo el mundo, solo quiero casarme una vez. Soy muy leal a este respecto, y comprometerse con alguien significa que, una vez me te has puesto el anillo, te quedas".

"Los hijos, cuando sea un buen momento"
A ambos, de 39 años, también les gustaría tener hijos: "Cuando sea un buen momento", dice él. Por ahora, lo que realmente quiere es volver a subirse al escenario: "Pasé seis meses trabajando en un álbum, y como ya se sabe, estuve en rehabilitación cuando salió al mercado. Así que estoy deseando poder cantar por fin". Y así sucederá cuando, el próximo mes de abril, el cantante inicie en Alemania una gira mundial que le llevará al Reino Unido y, más tarde, a Australia (su tierra natal), Estados Unidos y Canadá.

Más sobre

Regístrate para comentar