Penélope Cruz tras conocer su candidatura al Oscar: 'Estoy como una zombi. Aún no lo he asimilado'

Con sabor agridulce. Así recibió Penélope Cruz su nominación al Oscar: por un lado, la inmensa alegría de saberse candidata, y por otro la tristeza porque Volver, y por ende su amigo Almodóvar, no estuviese seleccionada para competir como mejor película de habla no inglesa.

"Me hizo muchísima ilusión cuando dijeron mi nombre, aunque todavía no le he acabado de asimilar, creo que tardaré unos días", aseguraba la actriz en declaraciones a la Cadena Ser poco después de saberse la primera española en optar a los premios de la Academia de Hollywood. Asimismo, Penélope añadió sentirse "un poco triste y sorprendida por que no se haya llevado la película la nominación de mejor película extranjera". Incluso dijo que Volver podría haber estado entre las elegidas por el mejor guión original o la mejor dirección.

‘¡De conversación con Meryl Streep!’
Poco antes, Penélope aseguraba que se sentía como "una zombi. Entras en una especie de estado raro con estas horas tan tempranas del anuncio" (a la cinco y media de la mañana hora de Los Ángeles). La actriz se fue a la cama temprano "como una abuela" pero los nervios no la dejaron conciliar el sueño "a las 5 ya no podía dormir más". Pero el madrugón no le restó la emoción por competir con pesos pesados de la interpretación como Helen Mirren, Kate Winslet, Judi Dench y Meryl Streep: "¿Te imaginas? De conversación en conversación con Meryl Streep, ella que siempre ha sido mi héroina en la interpretación".

‘El mérito de ser la primera no es mío’
Penélope Cruz hace historia por ser la primera actriz española aspirante al Oscar, pero lo de ir a la cabeza "no es un mérito", añadió. "Me ha tocado y lo soy pero no es ningún mérito mío", insistió compartiendo su triunfo con el resto de las intérpretes de su país y de su lengua. La candidatura es una victoria en sí misma que además le llega en "un año muy bonito", como describe, "un año de mezcla de culturas e idiomas", dadas las cerca de veinte nominaciones a profesionales hispanos. "Y si (mi candidatura) contribuye para que aumenten las oportunidades para actores que no tienen el inglés como primera lengua, como es mi caso, para poder trabajar aquí con más continuidad, bienvenida sea".

‘Salma dio un grito que fue para comérsela’
Los primeros en felicitarla fueron los miembros de su familia, pero la primera llamada de Penélope fue para su gran amigo Pedro Almodóvar quien le dijo que "disfrute y que esté contenta", aunque la actriz siente que el realizador no esté entre los candidatos: "No tengo ni idea de lo que ha pasado. Estaba en todas las quinielas, de las cosas más claras. Me ha dicho que si tuviera que escoger una candidatura que escogería la mía. Pedro es muy generoso con estas cosas". Y Penélope quiere que sea el director manchego quien la acompañe sobre la alfombra roja del Kodak Theatre el próximo 25 de febrero.

Penélope comparte su alegría también con su amiga y compañera de profesión Salma Hayek, encargada de dar a conocer las candidaturas junto al presidente de la Academia Sid Ganis. "Yo creo que ella quería anunciarlo, pero como el señor dijo mi nombre, ella dio un grito que fue para comérsela", comentó Penélope.

Más sobre: