Tom Cruise coincide con Nicole Kidman y Penélope Cruz en una de las fiestas de los Globo de Oro

Lo que parecía ser un encuentro amigable entre Cameron Díaz y Justin Timberlake acabó en una fuerte discusión

La 64ª edición de los Globo de Oro dio y dará mucho que hablar. Concluida la ceremonia, Los Ángeles siguió de fiesta para reunir a las estrellas del séptimo arte en cada una de las celebraciones post-gala en esta inolvidable noche para el cine mundial. Siete festejos esperaban tanto a vencedores como vencidos, a todos por igual, para brindar con aquellos que levantaban en una mano su copa de champán y en la otra su preciado Globo de Oro. Seis de ellas se celebraron en el mismo hotel Beverly Hilton, donde tuvo lugar la entrega de premios, pero la que acaparó toda la atención de la noche fue la fiesta celebrada en el hotel Sunset Tower de Beverly Hills.

El encuentro de Nicole, Penélope y Katie
La agencia de talentos CAA, que representa a las estrellas más importantes de la industria del cine, no quiso desvelar a sus ilustres invitados, pero, cierto es que las imágenes de la velada valen más que mil palabras. Tres de las mujeres que han ocupado el corazón de Tom Cruise, Penélope Cruz, Nicole Kidman y Katie Holmes coincidieron en la misma fiesta. Se desconoce si fue un encuentro causal o premeditado, lo que si sabemos a tenor de las fotografías es que Tom Cruise llegó de la mano de Katie Holmes, Nicole Kidman, su ex mujer y madre de sus hijos Isabella y Connor, también acudió a esta cita, aunque por supuesto estuvo más centrada en estar pendiente de su esposo, Keith Urban, que acaba de concluir su rehabilitación, que de coincidir con su ex marido. Y por último, Penélope Cruz. La actriz española, con un elegante vestido negro, llegó sola a la fiesta sin importarle los comentarios de las malas lenguas. Recordemos que Penélope mantiene una gran amistad con el actor y su nueva esposa y fue una de las invitadas a la fiesta que celebraron Tom y Katie por su boda.

La fuerte discusión de Cameron y Justin
Otra de las parejas que despertó más interés durante la ceremonia fue Cameron Díaz y Justin Timberlake. Cada uno por separado y por extraño que parezca al ser reciente su ruptura, acudieron a la entrega de premios en la que ambos actuaron como presentadores. Eso sí no se sentaron juntos, pero fueron a la misma fiesta posterior a la gala. En un primer momento la pareja se mantuvo en un segundo plano conversando amigablemente, sin embargo y a medida que trascurría la noche la situación comenzó a resultar un tanto incómoda para los allí presentes. Diaz y Timberlake volvieron a encontrarse en la fiesta de Prince y fue allí donde saltaron las chispas. La actriz reprendió al cantante mientras éste hablaba con Jessica Biel, fue entonces cuando Biel se marchó y se desató una acalorada discusión, que duró alrededor de cuarenta minutos. Díaz salió del lugar manteniendo la compostura, mientras que Timberlake, fuera de sus casillas, se desahogó dando un puñetazo a un mueble contiguo.

Y para concluir, al margen de esta discusión puntual, en la lista de invitados no podía faltar el nombre de Victoria Beckham. Nada más anunciar que trasladaba su residencia a Los Ángeles, a la esposa de David Beckham le faltó tiempo para hacer su presentación en Beverly Hills. Acompañada por unos inmejorables anfitriones Tom Cruise y Katie Holmes, Victoria hizo su entrada triunfal en la fiesta y horas más tarde se marchó en compañía de Jennifer López y Marc Anthony , a los que conoció en la boda de Tom y Katie. Quien también estuvo a punto de encontrarse con uno de sus ex fue Jennifer López, que a diferencia de Penélope y Tom, no parece mantener buenas relaciones desde su ruptura. Se trata del rapero P. Diddy, a quién sorprendentemente se le negó la entrada a la fiesta. Se comenta que el músico no figuraba en la exclusiva lista de invitados y tras varios intentos fallidos se resignó a marcharse de la fiesta sin hacer acto de presencia.

Más sobre: