'Babel' y Helen Mirren triunfan en unos Globo de Oro que dejan a Almodóvar y Penélope sin galardón

La 64ª edición de los Globo de Oro, que otorga la Asociación de la Prensa Extranjera, considerados por muchos la antesala de los Oscar y barómetro de lo que podría ocurrir el próximo 25 de febrero, se celebró un año más por todo lo alto en Los Ángeles. Un total de 186 largometrajes y 16 películas de animación compitieron en la brillante entrega de premios en la que no faltaron las más prestigiosas estrellas del cine y cuyo desfile por la alfombra roja se convierte cada año en uno de los más esperados alicientes de la noche.

La gran favorita de esta edición Babel, del mexicano Alejandro González Iñárritu, que contaba con siete candidaturas sólo se llevó un premio, pero el más importante, el de mejor película dramática. La victoria de Alejandro González Iñárritu se hizo esperar. Después de una ceremonia en la que seis de los siete premios a los que aspiraba pasaron de largo, el último galardón en ser pronunciado fue el de mejor filme dramático. Nada menos que el gobernador de California Arnold Schwarzenegger, con muletas por un todavía reciente accidente de esquí, pronunció Babel como ganadora del principal premio.

Fue una noche en la que los premios estuvieron muy repartidos, pero en la que desafortunadamente los españoles se quedaron sin galardón. Cartas desde Iwo Jima, de Clint Eastwood, logró el Globo de Oro a la mejor película de habla no inglesa arrebatándole el premio a Volver, de Pedro Almodóvar, y a El laberinto del fauno, coproducción hispano-mexicana dirigida por Guillermo del Toro. Penélope Cruz tampoco consiguió el galardón a la mejor actriz de drama, un premio que se llevó Helen Mirren, la gran triunfadora de la noche al ser la única persona en obtener dos premios, el de mejor actriz dramática por su retrato de Isabel II en La Reina y de mejor intérprete de una miniserie por Elizabeth I. Su coprotagonista Jeremy Irons en la serie fue galardonado también con el Globo de Oro al mejor actor de reparto en una película o miniserie para televisión.
Mirren, cada vez más cerca del Oscar, un galardón que parece llevar su nombre, dado que ha obtenido hasta la fecha varios de los principales galardones de la crítica, quiso dedicar el premio a la soberana británica. "Este premio pertenece a ella, ya que se enamoraron de ella, no de mí, sólo intenté hacerla real", dijo la actriz sobre la cinta que también se llevó el premio al mejor guión de Peter Morgan.
El premio a la mejor dirección recayó en Martin Scorsese, que con Infiltrados repitió el triunfo que consiguió en 2002 con Gangs of New York. Por el contrario, el protagonista de la cinta, Leonardo DiCaprio, doblemente premiado en la categoria de mejor actor por Diamante de Sangre e Infiltrados se fue con las manos vacías de la velada.

Más sobre

Regístrate para comentar