La familia Banderas despedirá el año 2006 en Aspen

Antonio y Melanie, acompañados por sus hijos, disfrutan estos días de la nieve en la estación de esquí más famosa de Estados Unidos

La estación invernal de Aspen, en Colorado, se ha convertido un año más en el destino elegido por las estrellas en esta época del año. Hace unos días veíamos a Thalía con muletas por haberse lesionado la rodilla mientras practicaba el esquí. Arnold Schwarzenegger también sufrió un accidente, pero aún más grave. El gobernador de California se fracturó el fémur mientras se deslizaba por una de las pistas de la estación invernal del estado de Idaho. Por fortuna, Schwarzenegger ha sido operado con éxito en el Centro Médico St. John, de Santa Mónica y tendrá que permanecer en reposo tres días antes de volver a sus funciones como Gobernador.

Más suerte tuvieron Mariah Carey o Heidi Klum y su marido, Seal, un experto con la tabla de snow, que disfrutaron de la nieve sin sufrir ningún percance. Y por fin llegó la pareja más esperada de las Navidades a esta estación de invierno. Antonio Banderas y Melanie Griffith como cada año despedirán el año practicando uno de sus deportes favoritos. La pareja de actores se hospedan en su mansión de las montañas de Colorado junto a sus hijos, Stella del Carmen, Dakota y Alexander. En este refugio, construido hace once años, todo de madera y desde sus grandes ventanales se observan las nevadas cumbres de Hayden Peak y Pyramid Peak de las Montañas Rocosas.

Estos días además de disfrutar del deporte blanco, Antonio Banderas y Melanie Griffith, cada uno por separado, salieron a hacer unas compras navideñas y de este modo mantener la sorpresa y la magia de los obsequios en esta época del año. Melanie estuvo acompañada por su hija mayor, Dakota, nacida de su matrimonio con Don Johnson, que ya ha cumplido 17 años y ha heredado la figura y los rasgos físicos de su popular mamá.

Más sobre: