George Clooney, apenado por la muerte de su amigo más fiel, su cerdo Max

Max, la mascota de George Clooney, ha fallecido. El actor, que se encontraba de promoción de su última película The Good German, no estaba en casa cuando su amigo más fiel dejaba este mundo. Es sabido que su mascota no gozaba de buena salud, ya que, además de pesar 136 kilos, el cerdo vietnamita ya había cumplido 18 años, sufría artritis y ceguera parcial. "Era el cerdo más viejo que los veterinarios habían visto jamás. Me quedé sorprendido cuando supe la noticia, porque él ha sido gran parte de mi vida".

Durante los últimos dieciocho años habían compartido la casa que el actor posee en Studio City, en Hollywood y, según había comentado en algunas ocasiones, "Max, la estrella" como así le llamaba, se había convertido en la relación más fiel y duradera del atractivo actor. Incluso se ha llegado a decir que era tan estrecha su 'amistad' que alguna vez hasta habían compartido la cama juntos. Max fue un regalo que el actor le hizo a su pareja Kelly Preston -hoy, feliz esposa de John Travolta- en 1988, y cuando rompieron Clooney obtuvo la custodia de este peculiar animal de compañía.

"Este ha sido un mal año para mis mascotas. Tenía un bulldog que murió este año también. Es increíble como los animales llegan a ser parte de tu familia", señaló. A la pregunta de si buscara un sustituto para Max, el actor no dudó en contestar de un modo rotundo: "No, Max cubrió todas mis necesidades porcinas".

Más sobre: