El mal tiempo acaba con la luna de miel de Tom y Katie

La pareja, junto a su hija Suri, abandonaron las Maldivas debido a las continuadas tormentas que azotan la zona

Tras casi dos semanas disfrutando de su luna de miel en las Maldivas, la pareja de actores, acompañados de la pequeña Suri, abandonaba el archipiélago a causa del mal tiempo que han padecido en los últimos días. Con un aspecto relajado y sonriente, la nueva pareja se dirigió al aeropuerto donde les esperaba su jet privado, un Gulfstream con el que ya se habían trasladado desde Roma a esta zona del Índico tras su boda el pasado 18 de noviembre.

Durante estos días, Tom Cruise y Katie Holmes han disfrutado de la belleza de estas paradisíacas islas acompañados en todo momento por su hija de siete meses y, al parecer, tan sólo dos asistentes personales. Embarcados en el Artic P, un yate propiedad de James Packer, un multimillonario australiano íntimo amigo del actor, el matrimonio ha estado fondeado frente a la costa de Malé, la capital del archipiélago y desde ahí han realizado excursiones por los distintos islotes de este archipiélago.

Aunque en general el tiempo no ha sido excesivamente soleado, en los últimos días las tormentas y los nubarrones han acompañado la luna de miel de la pareja que decidió el pasado viernes abandonar su idílica luna de miel. Tras llegar al aeropuerto internacional de Malé, la pareja se montó de nuevo en el Gulfstream y partió sin rumbo conocido.

Más sobre: